Sineenat Wongvajirapakdi llegó a posicionarse muy cerca de Rama X, rey de Tailandia gracias a su formación y belleza. El soberano no tardó en fijarse en ella tras graduarse en la Escuela Real de Enfermería, recibir entrenamiento como piloto y terminar formando parte de la Guardia Real, hasta que fue nombrada su concubina en julio de 2019.

Artículo relacionado

Sin embargo, este nombramiento no duró demasiado. Tal y como afirmaron desde Palacio, Sineenat violó un código de conducta imperdonable y fue acusada de deslealtad al monarca tailandés. Calificada de "ambiciosa", el comunicado oficial aseguraba que la concubina "no entendía las costumbres y tradiciones en la corte tailandesa" y que "trató de elevarse al estatus de la reina".

La información continuaba explicando que "su comportamiento fue considerado irrespetuoso", y que "hubo desobediencia al rey y la reina". "Sineenat también usó el nombre del rey sin su permiso para emitir órdenes, lo cual causó confusión entre el público en general", sentenciaban las palabras oficiales.

Rama X de Tailandia
Gtres

Desde este comunicado se ha borrado todo rastro de la exconcubina de Rama X. Una desaparición de la que casi no se ha hablado hasta ahora. Ha sido a través de redes sociales cómo un rumor de su muerte ha dado la vuelta al mundo, incluso con imágenes de un supuesto funeral. Algunas de estas publicaciones aseguran que la concubina repudiada por el rey de Tailandia ha muerto en prisión.

"Fue trasladada recientemente de la prisión de Klong Prem a la famosa prisión personal del rey en el palacio Thaweewattana, pero no puedo confirmar que los rumores de que ella esté muerta sean ciertos", expone en Twitter Andrew MacGregor Marshall, un reportero que a menudo informa sobre noticias reales tailandesas y cuyo trabajo está completamente vetado en el país asiático. Las estrictas normas que Tailandia impone sobre los asuntos de la Familia Real han dificultado la investigación y la petición de respuestas por parte de los medios de comunicación del país.

No es la primera vez que la mano de hierro del rey de Tailandia es señalada. En noviembre del año pasado saltó la noticia de que Rama X estaba convirtiendo la vida palaciega en una auténtica pesadilla para todos los que trabajan y viven en él. Entonces, sus movimientos dejaron claro lo difícil que resulta complacer al rey. Tras Sineenat, cuatro miembros de la Guardia Real fueron expulsados por "adulterio" y por cometer "actos inapropiados", además por declararles incapaces de ofrecer al rey lo esperado en un puesto como el que se les había asignado.

Esto se suma al despido de seis veteranos funcionarios de Palacio, a quienes Rama X expulsó por "actos maléficos" al considerar que habían "infringido gravemente la conducta disciplinaria con sus actos malvados, al abusar de sus cargos oficiales para su propio beneficio o el de otras personas". Dos casos más que se suman a las conjeturas sobre Sineenat que se espera que puedan aclararse próximamente con un final positivo para ella.