La monarca ha continuado este jueves con su agenda de trabajo y se dejaba ver paseando por las calles de Madrid a su llegada la reunión de trabajo con la Asociación Española contra el Cáncer. A primer golpe de vista nadie diría que la reina Letizia ha hecho una mezcla impecable rebuscando entre las prendas de su vestidor pero así ha sido.

Tres años después de su estreno, doña Letizia ha rescatado este diseño confeccionado en tweed con manga francesa y falda de vuelo con bajo deflecado firmado por Adolfo Domínguez que estrenó durante un almuerzo con Margarita y Radu de Rumanía. A pesar de que se trata de un modelo que se rige a la perfección con los gustos estilísticos de la Reina, desde entonces no lo habíamos vuelto a ver.

Artículo relacionado

Al margen del vestido, han sido los complementos los que se han convertido en los grandes protagonistas de la jornada. Si bien para el día de su estreno, Letizia optó por unos sencillos stilettos de color marrón, esta vez le ha dado un toque mucho más veraniego y actual al combinarlo con las cuñas de cuero de Uterqüe y cinturón a juego para remarcar, aún más si cabe, su cintura.

Letizia

La reina Letizia con vestido de Adolfo Domínguez y cuñas

Gtres

Pero la cosa no se quedaba ahí. Letizia completaba su look de trabajo con un mini bolso de Furla en color blanco. Un diseño mini y muy chic que combina la cinta de cuero con una cadena de eslabones y que le da al look un toque de gracia y distinción. Respecto a la joyería pocas sorpresas, anillo de Karen Hallam y aros de oro de inspiración caña de bambú que comparte con su hija Leonor.