Cada vez son más los eventos que se están cancelando debido a la crisis del coronavirus y algunas de estas suspensiones también afectan a los miembros de las familias reales. El último que ha visto cancelado uno de los eventos que esperaba con más ganas ha sido el príncipe Harry. En un vídeo compartido en Instagram, el duque de Sussex ha anunciado que los Invictus Games, que se iban a celebrar el próximo mes de mayo, han sido suspendidos.

Artículo relacionado

“Siento no haber conseguido que esto siga adelante”, han sido las palabras con las que Harry ha pedido disculpas a todos los que esperaban con tanta ilusión como él la celebración de estos juegos. El duque de Sussex es patrón de la fundación Invictus Games. Cada edición se involucra mucho con esta competición y a lo largo del año acude a varios eventos relacionados con la misma. De hecho, cuando decidió retirarse de la familia real británica, una de las cosas que dejó bien claras es que no se iba a desvincular de las fundaciones que son más importantes para él y entre ellas está esta que cada año acoge unos juegos en los que participan atletas discapacitados de diferentes disciplinas.

En el vídeo, grabado por él mismo en una de las habitaciones de su casa, Harry agradece a todas las personas que trabajaban para que este evento saliera bien y a los que iban a participar el entusiasmo que han puesto hasta el momento. Además apela a la responsabilidad de todos pidiendo que todo el mundo siga las indicaciones que se están dando en estos momentos y haciendo una llamada a la solidaridad para cuidar unos de otros. Y por último, el duque de Sussex lanza un mensaje de esperanza diciendo que espera ver a todos los que iban a participar en los Invictus Games en la edición que se celebrará en 2021, en la que ya va a empezar a trabajar.