Una de las cuestiones que implica la decisión de Harry y Meghan de retirarse de la familia real británica es dejar de formar parte de algunas de las asociaciones, organizaciones, fundaciones o patronazgos a los que han estado ligados hasta ahora y perder algunos de los cargos que han ostentado hasta el momento. Pero el príncipe Harry tiene muy claro que hay algo que no va a dejar a un lado pese a que ya no vaya a pertenecer a la familia británica.

Artículo relacionado

Se trata de su apoyo a los militares. Desde que su abuela Isabel II empezó a darle protagonismo y responsabilidades cuando solo era un adolescente, el duque de Sussex ha estado muy ligado a cuestiones de este sector. Harry ostenta varios cargos militares de relevancia, en todos estos años ha viajado a varias misiones y ha acudido a numerosos actos que tienen que ver con dar visibilidad y apoyar todo lo que tiene que ver con lo militar.

Harry

Y si hay algo que ha querido dejar claro es que va a seguir apoyando esto que tanto le apasiona. “No realizará ninguna tarea oficial asociada con sus roles militares, pero dada su dedicación a la comunidad militar y a sus diez años de servicio, continuará con su inquebrantable apoyo a la comunidad militar de forma no oficial”, son las palabras con las que desde Casa Real aseguran que el nieto de Isabel II no se va a desligar de estos asuntos. Además han añadido que va a seguir apoyando en especial a dos fundaciones militares, la Invictus Games y el Fondo Endeavour.

Harry militar

En sus últimas apariciones en Londres antes de que tenga lugar el ‘Megxit’, Harry ha dejado patente su involucración con lo militar. El pasado sábado asistió al Royal Albert Hall con el uniforme militar y entre los actos a los que ha acudido estos días, ha habido algunos relacionados con las dos fundaciones.

En el acuerdo al que Harry llegó con su abuela cuando le hizo saber su decisión de poner fin a su andadura como miembro de la realeza, quedaron en que a los doce meses del ‘Megxit’ se haría una revisión de cómo ha funcionado todo en el primer año. El duque de Sussex solicitó que en estos meses algunos de sus roles militares permanecieran intactos y que no se otorgara el nombramiento a otras personas. Así que aunque en el próximo año no haga ningún acto en el que asuma estas funciones militares, de momento tiene las puertas abiertas para recuperarlos.