Charlene de Mónaco, con vestido de bordados y transparencias de 1.200 euros, ajena a la polémica

Charlene de Mónaco ha multiplicado sus apariciones públicas en las últimas semanas en las que el Principado ha sido salpicado por corrupción.

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Charlene y Alberto de Mónaco
Palais du Monaco

Mientras el resto de royals "desaparece" para dar comienzo a sus ansiadas vacaciones de verano, Charlene de Mónaco (45 años) ha multiplicado sus apariciones públicas en los últimos días. La primera dama del Principado ha sorprendido en tres actos acompañando a su marido, un despliegue estilístico totalmente inesperado para los que ha tirado la casa por la ventana con tres vestidos de estreno en los que no ha escatimado en gastos, y es que por algo Charlene se alzó con el título de la royal que más gasta en ropa en 2022. 

Fiel a su estilo y confirmando su pasión por la firma francesa Akris, Charlene de Mónaco ha vagado entre el negro con detalles de cuero y un sencillo vestido azul de líneas rectas y favorecedor escote en V. Tras ellos, ha llegado un diseño de encaje y transparencias que se ha colado entre los más elegantes de su vestidor. 

Artículo recomendado

El feo definitivo de Alberto de Mónaco a Charlene entre acusaciones de corrupción

Charlene y Alberto
Charlene de Mónaco
Palais du Monaco

Aunque las imágenes se han hecho públicas ahora, fue el pasado 19 de julio cuando la mujer del príncipe Alberto habría las puertas de palacio para recibir dos cheques para la fundación que lleva su nombre por parte del local Jimmy'z y SBM de Montecarlo. Después, los soberanos presidieron una cena al aire libre a modo de agradecimiento.

Según ha confirmado la Casa Real, todos los fondos recaudados serán donados al proyecto Swim for Safety que se lleva a cabo desde hace años en Sri Lanka. Un plan que tiene como objetivo enseñar medidas de seguridad del agua, natación y primeros auxilios a los niños más desfavorecidos.

 

Charlene de Mónaco
Palais du Monaco

De vuelta al look elegido por Charlene, ha sorprendido con un precioso vestido en color azul marino de largo midi, pura inspiración para los looks de invitada en las noches de verano más especiales. Con un vestido lencero a modo de base, es el bordado de puntos en 3D metalizadosobre tul lo que lo hace más especial y sofisticado. De corte recto con la falda ligeramente acampanada y aberturas laterales para un mayor movimiento, es muy favorecedor, fresco e ideal para el verano. 

El diseño en cuestión pertenece a la nueva colección de Akris y está disponible por 1,290 euros en la web de la firma francesa en una amplia variedad de tallas que va desde la 32 a la 50. 

Las imágenes difundidas por la Casa Real no nos han permitido conocer cómo ha completado el look Charlene pero se trata de un diseño tan versátil que le queda bien absolutamente todo: desde un sencillo salón negro o azul para un acabado más sobrio a una sandalia metalizada. 

Artículo recomendado

El rompedor vestido de cuero y transparencias con el que Charlene de Mónaco acaba con las especulaciones

Charlene y Alberto de Mónaco
Vestido Akris
Akris

Charlene de Mónaco, ajena a la polémica que salpica al Principado por corrupción

Que Charlene está al margen de (casi) todo lo que ocurre en el Principado sigue sorprendiendo y provocado una enorme revolución entorno al peso que la primera dama tiene dentro de palacio. 

Hace solo unos días, Alberto de Mónaco concedía una entrevista a 'Le Figaro' donde hablaba con naturalidad del caso de corrupción que salpica al Principado, una situación muy desagradable que incrimina directamente a Claude Palmero, gestor de la familia Grimaldi y asesor personal de Charlene, y al abogado Thierry Lacoste, amigo de la infancia de Alberto, por un supuesto negocio ilícito por un valor de 2.000 millones de euros. 

Después de mucho pensarlo, el soberano decidía despedir a ambos, una determinación que confió en sus hermanas Carolina y Estefanía, pero dejó fuera de juego a su mujer. "Todo lo consulto con ellas, especialmente cuando se trata de bienes familiares", confesaba Alberto a la citada publicación. Entonces, ¿qué pasa con Charlene?

Charlene y Alberto de Mónaco
Palais du Monaco

Este gesto fue tachado por muchos como una "humillación" para la madre de sus hijos, un feo que llega solo unos meses después de que decidiera que en el caso de su fallecimiento no será Charlene quien tome el mando de la Corona.

Lejos de querer alimentar la polémica, la sudafricana se ha mostrado al lado de su marido en todo momento, lo que confirmaría no solo que no existe ningún problema entre ellos sino que le apoya firmemente en todas y cada una de sus decisiones institucionales, aunque ella sea la primera afectada. 

 

 

Loading...