Tal y como ha confirmado este martes el Gobierno de Holanda, la Casa Real dejará de utilizar la famosa Golden Coach, una lujosa carroza de oro que ha sido criticada por mostrar imágenes racistas en su decoración.

Artículo relacionado

En concreto, el vehículo dorado tiene en uno de sus paneles laterales la imagen de una mujer blanca rodeada de personas negras inclinadas depositando regalos a sus pies. Por este motivo, y dado que se trata de una ofensa inaceptable en los tiempos que corren, el carruaje ceremonial tirado por caballos no regresará de momento a los Establos Reales en La Haya. Será restaurado y formará parte de la exposición Coche Dorado, Regalo de Ámsterdam, que tendrá lugar en el Museo de Ámsterdam de junio a noviembre de 2021.

Por el momento, se desconoce si la carroza volverá a servir a la Casa Real en algún momento, realizando como cada año el recorrido de los monarcas por La Haya durante el Prinsjesdag, el tercer martes de cada septiembre y uno de los días más importantes en la política de Países Bajos. Durante la jornada, el monarca Guillermo pronuncia un solemne discurso en el que se describe la política oficial para el año.

Máxima de Holanda
Gtres

Durante el Prinsjesdagse da a conocer el presupuesto nacional, que, a pesar de las filtraciones habituales a la prensa, es oficialmente secreto hasta el momento en el que el rey termina de leer el discurso.

La carroza se colocará en un cubículo de cristal para exponerla en el patio del museo, con el objetivo de que pueda ser observada y estudiada sobre "una variedad de temas relacionados con el Gouden Koets como patrimonio cultural holandés", tal y como informa el RVD.

La carroza, en cuya elaboración trabajaron más de 1.200 artesanos de la capital holandesa, fue un regalo de los habitantes de Ámsterdam a la reina Guillermina de Países Bajos en 1898, cuando ascendió al trono a los 18 años.