Beatriz de York y Edoardo Mapelli están viviendo su verano más especial. Hace algo más de un mes contrajeron matrimonio en secreto y por sorpresa y después han viajado por varios lugares de Europa para disfrutar de su luna de miel. La pareja ahora regresa a Reino Unido y comienza una nueva etapa, y para ello es muy probable que se trasladen a vivir a un nuevo nidito de amor. Lo habitual es que las parejas que forman parte de la familia de Isabel II ocupen una de las viviendas familiares, y esa es la opción que están barajando la nieta de la reina de Inglaterra y el multimillonario italiano. De hecho la idea que más suena es la de que se vayan a vivir a la casa en la que un día vivieron Harry y Meghan.

Artículo relacionado

Aunque en los últimos tiempos como miembros de la corona británica los duques de Sussex vivieron en Frogmore Cottage, antes lo hicieron en Nottingham Cottage. Esta fue la casa en la que se independizó Harry de Inglaterra cuando todavía no conocía a Meghan Markle. Allí pasó unos años solo y después se convirtió en el hogar en el que la exactriz comenzó a vivir con él. Además en esta casa el duque de Sussex le pidió matrimonio a su actual mujer. Un lugar repleto de recuerdos para ellos que ahora podrían reabrir Beatriz y Edoardo.

Casa Harry y Meghan

Una de las cosas que más le gusta a Beatriz de esta casa que está en los terrenos del palacio de Kensington, es que se encuentra muy cerca de Ivy Cottage, el lugar en el que vive su hermana Eugenia de York y su marido Jack Brooksbank. Las hijas de Sarah Ferguson y Andrés de York son inseparables y así se tendrían muy cerca en su día a día. Además está al lado del lugar en el que viven Kate, Guillermo y sus hijos. La casa cuenta con dos salones, dos habitaciones, una cocina y un baño. Espacio suficiente para que los recién casados comiencen a hacer su vida como marido y mujer.