Era el pasado 28 de junio cuando saltaba la triste noticia de que María del Carmen Barbadillo, madre de Carmen Tello, fallecía en Sevilla a los 94 años. En aquel momento, al marido de Carmen Tello no se le vio de manera pública junto a su mujer, pero ha sido ahora cuando ha tenido lugar la misa funeral por María del Carmen y el torero no ha faltado convirtiéndose así en el mejor apoyo de su mujer. Carmen Tello y Curro Romero aparecían cogidos de la mano, mientras que Curro se mantenía en todo momento muy pendiente de su esposa.

Artículo recomendado

Carmen Tello, completamente destrozada por el fallecimiento de su madre a los 94 años

Carmen Tello, completamente destrozada por el fallecimiento de su madre a los 94 años

De luto riguroso, Carmen Tello protegía su mirada con unas gafas de sol mientras también estaba en todo momento pendiente del que es uno de los toreros más importantes de la historia de la tauromaquia de España, su marido Curro Romero.

Carmen Tello y Curro Romero en la misa funeral por la madre de Carmen Tello.

Carmen Tello y Curro Romero en la misa funeral por la madre de Carmen Tello. 

Cordon Press

La misa funeral que ha tenido lugar en la iglesia de la Caridad de Sevilla, el mismo lugar en el que hace seis años Carmen Tello despidió también a su padre, el prestigioso ginecólogo Enrique Tello Pérez. A la iglesia también han acudido numerosos familiares y amigos de la familia que los han arropado en un momento tan difícil para Carmen. La que fuera íntima amiga de la duquesa de Alba está viviendo sin duda uno de sus veranos más complicados tras la pérdida de su madre. Una mujer que era muy querida en Sevilla y que ha sido despedida de la mejor manera posible.

Carmen Tello se encontraba volcada en el bienestar de su madre desde que falleciese su padre. Aquejada de una salud delicada, María del Carmen Barbadillo se encontraba arropada tanto por Carmen como por sus hermanos. Los estragos causados por la pandemia habían hecho que los hijos de Enrique Tello quisiesen proteger la salud de su madre a toda costa.