Estos dos meses de confinamiento total han sacado a relucir detalles que no estamos acostumbrados a ver en los personajes famosos. Siempre perfectas, las caras femeninas más conocidas de la televisión han tenido que hacer frente a su trabajo con enormes raíces e incluso canas.

Hace apenas unos días era Lydia Lozano quien se ponía en manos del estilista Manuel Zamorano en directo desde 'Sálvame'. Color y corte con el que se quedó encantada, pero para llegar a ese punto toda España fue testigo del proceso que hay que llevar a cabo para estar perfecta. Pues bien, esa imagen tan íntima con el tinte en la cabeza se ha vuelto a repetir. Ha sido Carlota Corredera quien ha compartido a través de su perfil cómo ha sido su vuelta a la peluquería después de tanto tiempo.

Artículo relacionado

Sin cortarse un pelo (y nunca mejor dicho) la presentadora se ha fotografiado con el papel de aluminio colocado en la cabeza mientras le echaban las mechas, una imagen íntima y privada que en muchas mujeres provoca una enorme vergüenza. "Desescalada capilar", ha escrito junto a la divertida instantánea en la que tanto ella como el peluquero llevan las recomendadas mascarillas.

Carlota Corredera

Tal ha sido el revuelo que ha causado que muchos compañeros como Máximo Huerta, Cristina Cifuentes o Amaia Montero no han dudado en hacer referencia a su atrevimiento.

Esta misma tarde en 'Sálvame' la gallega compartirá el resultado final de su paso por la peluquería tras el confinamiento, una vuelta que no está exenta de polémica y es que tal y como publica Lecturas este miércoles, Corredera no estaría dispuesta a ceder terreno a Paz Padilla ante las cámaras y quiere seguir sustituyendo a Jorge Javier, una decisión que desataría la 'guerra' entre ellas ya que la vuelta de la humorista al programa se prevé inmediata.