Caritina Goyanes está disfrutando de unas relajantes vacaciones en familia en la ciudad malagueña de Marbella. Junto a su marido, el empresario Antonio Matos, y sus dos hijos, la abogada aprovechó el buen tiempo para bajar a la playa y compartir con su familia un agradable día de sol y playa.

Artículo relacionado

Con un bañador negro con detalles dorados en los hombros, la hija de Cari Lapique y Carlos Goyanes aprovechó para refrescarse y combatir al calor andaluz bañándose y jugando en el agua con sus pequeños. Caritina ha demostrado que no es necesario tener un cuerpo de escándalo para lucir espectacular y ser un sinónimo de estilo.

Lo importante es “sentirse bien con una misma y ser feliz”, reconocía hace tiempo.