No podía haber ya más expectación. Elena Furiase y Gonzalo Sierra se daban este sábado el 'sí, quiero' ante todos sus amigos y familiares. Una boda que iba a haberse celebrado hace un año pero que no quedó más remedio que aplazarla. Ha sido ahora cuando han podido celebrarlo por todo lo alto. Pese a que tanto los novios como los padrinos optaba por pernoctar en la finca donde se ha llevado a cabo la ceremonia, sí hemos podido conocer algunos detalles de lo que allí dentro ha ocurrido.

Artículo relacionado

De Charo Reina a Ana Milán, pasando por Juan y Medio y, claro, Rosario Flores. Los invitados a la boda de Elena Furiase y Gonzalo Sierra acudían en coche poco antes de que diese comienzo el enlace de la hija de Lolita Flores. Emocionados y con muchas ganas de pasarlo bien, todos aseguraban que estaban muy felices por la pareja. Rosario, tía de la novia, incluso llegaba a comentar a las cámaras de 'Viva la vida' que les había regalado algo que recordaba mucho a Lola Flores.

El enlace, tal y como han explicado en el programa, se ha producido ante unos 200 invitados que podrán disfrutar de una velada que se alargará hasta altas horas de la noche. De hecho, en la propia finca hay 24 habitaciones que seguro que utilizarán algunos de los comensales. Tanto los novios como Lolita ya habían pasado la noche en la finca para así empezar con los preparativos lo antes posible.

El vestido de la novia

Uno de los grandes secretos de la boda es, sin duda, el vestido de Elena Furiase. Según indicaban en el programa de Emma García, la hija de Lolita ha ido vestida del diseñador Roberto Diz y el conjunto es absolutamente espectacular y muy en la línea del estilo que Furiase suele lucir. Lolita, por su parte, ha ido vestida de rojo. Toda una declaración de intenciones para la otra gran protagonista.

El almuerzo ha tenido lugar a la una de la tarde y la música no ha parado de sonar en ningún momento. Esta noche seguro que el clan Flores se arranca como nunca. ¡Viva los novios!