Parece ser que David Bisbal le ha cogido el gusto a eso de ser papá. Al cantante se le dan tan bien las piruetas en el escenario como cambiar pañales en casa y vive un momento de extrema felicidad desde que su mujer, Rosanna Zanetti, dio a luz el pasado mes de mayo a su primer hijo en común.

El pequeño solo ha traído alegría a la casa, una alegría que se multiplica cuando tienen con ellos a la hija de nueve años que David tuvo con su exmujer, Elena Tablada. Estos días el cantante disfruta de su familia al completo en Almería, su tierra, que estos días celebra su feria, y ha querido presumir de ellos en las redes.

Artículo relacionado

Con una bella imagen de los cuatro, el cantante lanza un mensaje que no ha pasado desapercibido: "Ya no cabemos en la foto. ¡Madre mía cuando venga el siguiente!". No hace ni cuatro meses que dieron la bienvenida a su pequeño y el cantante ya piensa en seguir aumentando la familia junto a la venezolana, con quien celebró su primer aniversario de boda en julio.

El cantante parece ajeno a la guerra que mantiene en los juzgados con su ex, Elena Tablada, precisamente por las fotos que comparten en las redes. Bisbal denunció a Elena en marzo alegando que quería preservar la intimidad de su hija en común. En el juicio, que tuvo lugar en abril, el juez dictaminó que ambos debían limitar la exposición de la pequeña en las redes pero Bisbal considera que su ex no lo cumple y en julio la volvió a denunciar.