El nuevo capítulo de 'Mi casa es la vuestra' ha contado con la participación de Paz Padilla y varios de sus amigos más queridos. Entre ellos no podía faltar el pequeño Adrián Martín, el talentoso cantante que deslumbró a España con su paso por 'Levántate All Stars'. Desde allí, todo fueron éxitos para el menor gracias a su sentimiento al interpretar la música y su arte con el cajón. Sin embargo, la hidrocefalia que sufre desde pequeño le ha llevado al hospital en tres ocasiones este año, algo que ha superado una y otra vez y no le ha robado su alegría.

Bertín y su mujer Fabiola mantienen una relación estrechísima con el niño, con cuya familia mantienen el contacto y han sido un apoyo durante este año de operaciones. Por eso, el pequeño llegaba de la mano de Paz Padilla a sentarse en el sofá del jardín de Bertín y lo hacía con un ramo de flores en mano para Fabiola. Un detallazo.

Artículo relacionado


Pero lo que ha hecho a Bertín emocionarse como pocas veces lo habíamos visto son las palabras de Adrián, que ha sabido tomarse esta etapa de su vida con muchísima valentía y buen humor. Y pese a que el niño tenía muchísimo miedo de perder la capacidad de cantar en alguna de sus operaciones, pudo demostrar anoche que para nada ha sido así. Adrián se arrancó a cantar unas estrofas del gran éxito de India Martínez, '90 minutos', acompañándose de su cajón y terminaba diciéndole a Bertín "te quiero a reventar". Ante lo que el presentador no podía evitar emocionarse y contestarle: "me has alegrado el verano, solo con verte". Los dos se fundían en un abrazo, pero Bertín se derrumbaba de la emoción y decidía abandonar el rodaje.

Artículo relacionado

Mientras Osborne estaba lejos de las cámaras para tranquilizarse, Paz aprovechaba para preguntarle a Adrián por qué quiere tanto a Bertín. "Me transmite amor y tranquilidad. Cuando leo sus mensajes estoy mejor, me he recuperado por él", explicaba el niño quien afirmaba que Osborne ha estado muy pendiente de su estado de salud desde que se conocieran. "Fuerza, Adrián. Ya sabes que la esperanza nunca de puede perder", decía el niño trasladando las palabras de Bertín.

Así, Bertín terminaba el programa agradeciéndole a Paz que le haya tomado el relevo al tener que ausentarse emocionado. "Hace tiempo que perdí la vergüenza de llorar en público, pero quiero disculparme ante Adrián y Paz por haberme ido de sopetón, no quería que este campeón, después de todo lo que ha pasado, me viese a mí derrumbado de pura emoción", decía.