Todo arrancó en diciembre de 2015 que, para ubicarnos dentro del universo de Belén Esteban, era el mes en el que estallaba por los aires su relación profesional y de "hermano" con Toño Sanchís. La de San Blas estaba que trinaba por aquel entonces, pero había personas y situaciones que la reconciliaban con la vida. Unas eran las de su día a día, está claro, como su hija Andrea, su madre Carmen, su novio Miguel, su trabajo en 'Sálvame'... Y otras, que desconocíamos, como el cantante, Pablo Alborán.

Artículo relacionado

El dicho dice que es de bien nacidos ser agradecidos. Justamente, una máxima de Belén, que es muy amiga de sus amigos y muy desprendida en el momento de dar las gracias a quien le corresponde con amabilidad y fidelidad. La de Paracuellos aparecía abrazada y sonriente al cantante en aquella instantánea de diciembre, donde le daba las gracias a Alborán. Esta imagen ha vuelto esta semana ha tomar relevancia, pues la Esteban aprovechaba el plató de 'Sálvame' para enviarle un mensaje enigmático y lleno de complicidad al intérprete de 'Solamente tú'. “Muchísimas gracias por lo que tú y yo sabemos”, decía de forma críptica.

Sus compañeros en plató saltaron como un resorte a preguntarle sobre ese secreto que unen a personas tan dispares como Belén y Pablo. ¿Le cantaría en recital privado su canción favorita? ¿O se prestó a interpretar una balada mientras Belén y Miguel disfrutaban de un romántico y mágico baile? ¿Se referirán a un acuerdo futuro como cantar en su boda, en el caso de que se decidan a dar 'el paso' la Esteban y su novio? Belén Esteban no soltó prenda y pidió respeto para no tenerlo que explicar, porque prefería mantenerlo en su ámbito privado. No sabemos si acabará contándolo en un futuro, pero lo que sí parece es que, en un momento complicado y tenso como el que se encontraba Belén, Pablo Alborán la hizo sonreír.

Con el mejor!!!!! Gracias Pablo!!!!

Una foto publicada por Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el