No son los primeros famosos que se atreven a denunciarlo. Bea y Rodri, ex concursantes de Gran Hermano, han querido utilizar su repercusión mediática para sincerarse sobre el acoso que sufren a diario en redes sociales. Una intromisión en su intimidad que les ha llevado a ponerlo en manos de la justicia. La pareja tiene muy claro lo que hay que hacer y anima a todos los que pasen por lo mismo a seguir su ejemplo. A estas alturas de siglo, no se puede tolerar...

Artículo relacionado

Miedo. Bea, ganadora de GH, lo ha expresado con enorme contundencia. En el último vídeo que ha compartido junto a Rodri en su canal de youtube, la ex gran hermana ha dejado claro que la situación por la que pasa es intolerable. La pareja ha querido explicar que sufren acoso a través de redes sociales cada día. No solo se trata de haters que se dedican a insultarles, sino algunos casos que llegan mucho más lejos.

Hay una persona que nos escribe desde hace año y medio desde cuentas falsas, diciéndonos de todo”, explicaba Rodri. Se dedica a controlar sus respectivas vidas y sembrar duda en su relación. Un extremo que a ambos les molesta mucho pero que incluso ha acabado llegando más lejos. La propia Bea aseguraba tener otro acosados que hizo que se sintiese desprotegida. “Me dice a qué hora salgo de casa, cómo voy vestida, con quién voy, me habla de mi pasado, me amenaza...”, cuenta la ex gran hermana.

Empecé a tener miedo”, confiesa. “Gracias a uno de los vídeos, se pusieron en contacto conmigo varios guardias civiles y nos están ayudando”. Tanto Bea como Rodri han querido lanzar un mensaje contra el bullying, el acoso, la homofobia y cualquier acción que pueda repercutir en la integridad de las personas. “Una cosa son los haters, pero hay puntos que se sobrepasan”. Hay que tener muy claro cómo manejarse en estas situaciones y pedir ayuda a profesionales especializados.