Las cosas no salieron como Aurah pretendía. La exconcursante de GH VIP decidía ponerse en manos de los médicos para realizarse una serie de retoques en la cara. Pese a que nunca antes se había hecho nada, la extronista estaba convencidísima de su decisión. “Mi cara era toda mía menos el labio de arriba”, explica ahora. Lo que no podía imaginar era que el resultado distaría mucho de lo que tenía en mente…

Artículo relacionado

Aurah Ruiz ha vivido un nuevo drama que casi acaba con su salud mental. La exconcursante decidió realizarse unos pequeños retoques en la cara creyendo que todo iba a ir bien. En uno de los pocos días que tiene libre, se trasladó a Tenerife para ponerse en manos de un doctor que entendió perfectamente lo que ella quería. “Me he hecho muchas infiltraciones en la cara”, explica.

“No me dolió ni se me inflamó ni nada”. Aurah ha contado en su canal de ‘Mtmad’ que se ha rellenado las arrugas de la frente y de las patas de gallo, se ha definido la mandíbula y se ha retocado la nariz. “Me había bajado la punta”, confesaba. Con un poco de bótox y ácido hialurónico, ha dado forma a la nariz para que quede más recta. El problema vino cuando empezó con los labios.

El doctor no quería hacer tantos retoques el mismo día pero Aurah insistió. “No quería grosor en la boca, solo bordear la parte de arriba del labio”. Y así fue, o eso pensaba. A las pocas horas, los labios de la extronista alcanzaron un volumen preocupante. El drama fue tal que tuvo que llamar a su madre para que se hiciese cargo del niño.

Por suerte, solo fue un susto temporal. El propio doctor la derivó a una clínica para que pudiesen comprobar que todo iba bien y así fue. Tras varias horas y un analgésico, la inflamación había bajado y la boca de Aurah volvió a la normalidad.