Este lunes era la última vez en la semana que veíamos a Ana Rosa Quintana a través de la pantalla. La presentadora anunciaba a los espectadores que cogía vacaciones por adelantado: "Mi casa se ha complicado, tengo a los chicos en casa", confesaba anunciando que sus hijos ya rondaban por su domicilio.

Ana Rosa Quintana se encuentra en medio de una cuarentena preventiva desde el pasado miércoles después de estar en contacto directo con un positivo en coronavirus, de ahí que estos días libres sus planes se hayan alterado. "Me vais a permitir que me reincorpore de nuevo el lunes porque me tengo que poner a hacer torrijas", bromeaba la presentadora dejando entrever que una de sus intenciones era aprovechar el tiempo libre para disfrutar de sus dotes culinarias.

Artículo relacionado

Las torrijas son uno de los platos estrella de Ana Rosa Quintana, una receta que heredó de su madre. Cada año presume de ellas y procura agasajar a sus compañeros con este delicioso postre típico de la Semana Santa.

Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana desde su casa

Mediaset

Ana Rosa Quintana se centrará esta semana en descansar y disfrutar del tiempo junto a su marido y sus hijos pequeños. La periodista está aprovechando para ponerse al día con dos de sus grandes pasiones: la lectura y el cine, aunque también deja paso a las series en compañía de los hombres de la casa.

Por tradición, Ana Rosa Quintana se trasladaba hasta Sevilla junto a su marido, originario de la capital hispalense. La presentadora se dejaba ver por las calles de Triana entre el resto de devotos mientras sentía el fervor del público. Lamentablemente, la situación sanitaria actual ha impedido esta celebración durante dos años consecutivos, una situación que resulta aún más incómoda si recordamos que no puede salir de casa.