¡Presidenta del gobierno! Las aspiraciones de Maite Galdeano antes de entrar en GH no se quedaban en poco. La de Pamplona acudía al casting del reality acompañada de su hija y dejaban a todos con la boca abierta. ¿Cómo no iban a fichar a una fuerza de la naturaleza como ella? Si es que, a su lado, Sofía parece un corderito asustado. Madre e hija sorprendieron, revolucionaron y, por supuesto, consiguieron un pase directo a la casa de Guadalix. Ahora, por fin, hemos podido ver su primer casting...

Artículo relacionado

Soy Sofía y tengo 18 años”. En aquel momento, nadie sabía quién era pero estaba claro que lo suyo era la televisión. La hoy concursante de Supervivientes y ganadora de Gran Hermano llegó a su primer casting algo nerviosa y tímida. Menos mal que allí estaba 'la Maite' para meterse a los directores en el bolsillo. Madre e hija no se cortaron un pelo a la hora de venderse para participar en el programa. “¡Tengo que estar yo ahí!”, gritaba Maite al finalizar la prueba.

“Soy de Pamplona, estudio psicología y trabajo para sacarme algún dinero en la noche de camarera”, se presentaba Sofía en su primera aparición ante las cámaras. La joven dejaba claro que su madre era muy importante en su vida. “Soy lo que soy por ella. Me ha enseñado a vivir sola, a relacionarme con la gente...”. Maite, mientras tanto, asentía con la cabeza. Nadie más orgullosa de su hija que ella misma.

Me gustaría ser presidenta del gobierno”, aseguraba Maite sin pizca de modestia. “Porque iba a cambiar mucho este mundo”. La conductora de autobuses presumía de energía y músculo delante de la cámara” Tengo mucho arte y mucha energía. Me gusta el gimnasio y lo natural. ¡Naturaleza pura y dura!”. A sus 46 años, Maite se encontraba mejor que nunca. “Lo que voy a expresar cara al público les va a encantar”. Y eso que no habíamos escuchado todavía su hit 'che, che, documentasión'.

Con este casting, ¿quién no las hubiese escogido? Menudo filón encontramos. Sin ellas, Supervivientes, de hecho, tampoco hubiese sido el mismo...