Desconexión total

Así están siendo las vacaciones de Màxim Huerta entre Francia e Italia

El exministro de cultura está disfrutando de unos merecidos días de descanso por Europa

Màxim Huerta
1 / 12

1 / 12

Màxim Huerta 1. La dolce vita

2 / 12

Màxim Huerta 2. Disfrutando con amigos del paisaje italiano

3 / 12

Màxim Huerta 3. La magia de los viajes

4 / 12

Vacaciones Màxim Huerta 2. Entre amigos

5 / 12

Vacaciones Màxim Huerta 4. Lugares con encanto

6 / 12

Vacaciones Màxim Huerta 3. Impresionante naturaleza

7 / 12

Vacaciones Màxim Huerta 5. Historia y cañas

8 / 12

Vacaciones Màxim Huerta. Combatiendo el calor

9 / 12

Vacaciones Màxim Huerta 6. En la orilla del mar

10 / 12

Màxim Huerta 4. Parada obligada en su tierra natal

11 / 12

Màxim Huerta 5. En la Provenza francesa

Más Sobre...

Vacaciones de los famosos

17 de agosto de 2018, 17:13 | Actualizado a

Probablemente Màxim Huerta recuerde el año 2018 como uno de los más intensos de su vida, para bien y para mal. Tal ha sido la intensidad y tan difíciles los malos momentos tras su dimisión como Ministro de Cultura, que ahora está exprimiendo sus vacaciones de verano con más ganas que nunca. Y es que su necesidad de desconectar era vital.

El escritor está disfrutando de unos días en la región italiana de Puglia con varios amigos, cumpliendo a rajatabla las palabras que publicó el pasado mes de julio, citando al poeta argentino Ricardo Güiraldes: "Viajar. Asimilar horizontes. Huir de lo viejo. Arrancarse de lo conocido. Beber lo que viene. Tener alma de proa". En Puglia, Màxim está disfrutando de paisajes de postal, de la magia de rincones tan especiales como Alberobello y sus construcciones de piedra, declarados Patrimonio de la Humanidad y, cómo no, de la siempre apetecible gastronomía italiana.

Relacionado con esta noticia

Pero antes de llegar a Italia, el escritor disfrutó también de otra escapada junto a una amiga. Ambos viajaron a la Costa Azul y desconectaron a tope en la Provenza francesa, desde donde Màxim compartió también algunas fotos. De entre ellas, destacan las que tomó en los increíbles campos de lavanda de Valensole, aunque muchos otros lugares le inspiraron artísticamente. Él mismo publicó imágenes de una libreta de dibujo junto a este texto: "Me gusta dibujar. Lo hago desde niño. Había un pintor en mi pueblo, Juan Mora, que me dejaba estar en su atelier todas las tardes. De aquellos carboncillos, óleos y aromas de aguarrás quedan muchos recuerdos y esta afición que veis: dibujar los lugares que visito".

Y entre viaje y viaje, Màxim Huerta ha sacado también tiempo para gozar de la compañía de sus familiares y amigos en su tierra natal. Allí también le esperaban rincones con encanto que, no por ser más conocidos para él, son menos valiosos, como el Faro de l'Albir, al que también ha dedicado más de una foto en su Instagram. Seguro que con estas vacaciones repone fuerzas para el resto del año.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?