Ana Soria y Enrique Ponce están viviendo un verano muy intenso. Totalmente liberados, la pareja no duda en declararse su amor públicamente. Sin embargo, antes de que el torero llegara a su vida, la estudiante de Derecho mantuvo una relación con Joaquín Giménez. Los jóvenes estuvieron juntos de diciembre del 2018 a julio del año siguiente. Esas vacaciones, sin embargo, decidieron de mutuo acuerdo tomar caminos separados, tal y como explicó el joven al periodista Jesús Manuel Ruiz en la playa de Aguamarga (Almería).

Artículo relacionado

Joaquín y Ana se conocieron en Granada, donde ella estudiada Derecho del Relaciones Laborales. En la actualidad, el joven tiene 25 años y es natural de Campohermoso, una localidad de la zona de Cabo de Gata, donde los padres de la joven tienen una casa en la que veranean. Eso sí, durante su relación, Soria no quiso que su chico conociera a sus progenitores, un paso que sí que ha dado con Enrique Ponce.

1 o 2 🤷‍♂️

Una publicación compartida de Joaquin Gimenez (@joaquingimenez_58) el

Al parecer, fue él quien decidió poner fin a su relación con la joven y entonces, ella ya mantenía una amistad con un torero. “Ana y yo rompimos en julio de 2019. En aquel momento sabía que tenía una amistad mi pareja con un torero. No sabía quien era pero ella me decía que era un torero mayor”, ha explicado el joven a ‘ESdiario’.

Ana, además, estaría muy preocupada por lo que pudiera decir el joven, ya que después de que se publicaran las primeras informaciones sobre su romance con Enrique Ponce no dudó en ponerse en contacto con él para mandarle un claro mensaje: “Por favor, no cuentes nada”. Sin embargo, la exposición pública de la pareja ha hecho que pase de parecer y haya concedido varias entrevistas.

Artículo relacionado

Aunque en la actualidad se dedica a las Relaciones Laborales, Joaquín está dispuesto a disfrutar al máximo del tirón de su ex y ha reconocido en ‘El programa del verano’ que le encantaría participar en ‘Supervivientes 2021’ o en ‘Mujeres y hombres.y viceversa’. Unas palabras que no han debido sentar nada bien a la joven.