Fabiola Martínez y Bertín Osborne están muy orgullosos de su hijo Kike, un auténtico campeón que, tras su último paso por un quirófano, está trabajando muy duro para superar sus problemas de movilidad derivados de la parálisis cerebral que padece. El matrimonio decidió que el pequeño se sometiera a una complicada intervención con el fin de que pudiera ganar en calidad de vida, una decisión que asumieron esperanzados y que ha empezado a dar sus primeros frutos.

Artículo relacionado

Fabiola ha visitado 'Arusitys Prime' para hablar de la evolución de su hijo, de 12 años, tras una época especialmente complicada. Tras su operación, al pequeño se le fracturaron los fémures de forma espontánea. "Gritaba de dolor pero no sabíamos que le pasaba", ha recordado con amargura la esposa de Bertín, presidenta de la Fundación Bertín Osborne, que trabaja con familias de niños que, como Kike, tienen parálisis cerebral.

Fabiola Martínez

En cuanto a su evolución, su orgullosa mamá ha contado que Kike se está "recuperando poco a poco" de sus operaciones y que, afortunadamente, "su cerebro ha registrado que tiene que dar un paso adelante para caminar", tras un duro trabajo con el tratamiento de rehabiltación doméstica Lokomat. "Fueron operaciones muy agresivas, no sabíamos cómo iba a responder. Kike ve una bata blanca o verde y ya está de los nervios", ha contado Fabiola Martínez a Alfonso Arús en su programa del prime time de los viernes noche de Antena 3.

Críticas en las redes sociales

Fabiola y Bertín están volcados en su hijo, una larga lucha de 12 años que da sus frutos pero que no ha sido fácil. La venezolana ha confesado a Arús lo duro que es a veces recibir críticas en las redes sociales por "exponer" a su hijo. "No solo no lo vamos a esconder sino que Kike sirve de inspiración para otros niños", ha defendido Fabiola. Palabras que, desde luego, no ayudan entre tanta lucha y sacrificio diario: "A veces es difícil mantener el autocontrol, sobre todo cuando todos los que te rodean, en cierto modo, confían en que no te descontroles".

La última crisis de Kike

Hace unos días, ha contado la mujer de Bertín, Kike sufrió una crisis epiléptica muy fuerte. "Son momentos muy duros, el convulsiona, le pones la medicación y tardaba en responder... Tengo que controlarme mucho para no darme contra las paredes".

fabiola

A Kike le dieron una esperanza de vida cercana a los dos años, e incluso llegaron a decir al matrimonio que no sobreviviría al primer golpe de salud, momentos muy duros por los que Fabiola, ha reconocido, ha tenido que pedir ayuda psicológica. "Los médicos tienen que dar diagnósticos no pronósticos, y más en niños tan pequeños. A veces se equivocan... Al principio no necesité ayuda, pero después sí ha habido varios momentos en los que sí la he necesitado, y no pasa nada. Hay días en los que no salgo de la habitación y pido a mi familia que lo entienda, tenemos que tomarnos la licencia de no poder , de no llegar, de soltar… Hay que llorar cuando apetece", ha terminado.