Son discretos hasta decir basta. A pesar de que Viggo Mortensen y Ariadna Gil se enamoraron hace años (imaginad cuánto ha llovido desde que rodaron juntos ‘Alatriste’ en 2006), hasta ahora no habían acudido juntos a un evento de estas características. Así, esta noche, después de llevar 13 años como novios no habían ‘oficializado’ su historia en unos Oscar. Un año histórico.

Artículo relacionado

Este 2019, Viggo Mortensen es uno de los favoritos para llevarse a casa el Oscar por su papel en ‘Green Book’, donde interpreta a un italoamericano en apuros económicos que recibe una oferta que no puede rechazar: ser el chófer de un pianista que recorre el sur de Estados Unidos en una gira de dos meses. Solo hay un problema, el músico es negro y los lugares que visitarán tienen una de las mayores tasas de racismo en los años 60. En el film, Viggo está tierno, divertido y emotivo, de ahí que parta como uno de los favoritísimos para llevarse el premio. Además, La Academia siente que todavía están en deuda con él por no habérselo dado por ‘Capitán Fantasitic’.

Sus acompañantes en esta noche tan especial han sido su hijo y Ariadna, quien, para la ocasión, ha querido lucir un modelo negro de la firma mallorquina Cortana, conocidos por el minimalismo de sus diseños y, también, por el mimo que le ponen en su confección, así como la calidad de sus tejidos. Se trata de una creación de manga larga, con un escote de pico en la espalda.