La ex tenista se encuentra inmersa en una batalla judicial de lo más desagradable contra su el que fuera su marido durante más de una década, Josep Santacana. Un enfrentamiento que les tiene enfrentados por la custodia de los dos hijos que tienen en común: Leo de 7 años y Arantxa de 10, además de por la manutención de los mismos.

Si hace unas semanas, Arantxa ya había recibido una llamada de atención por la falta de unos documentos. Ahora, de nuevo, según confirma Vanitatis la deportista habría presentado los informes, eso sí, incompletos, lo que habría enfadado mucho a la jueza que lleva el caso. Esta actitud "pasota" por parte de la ex tenista no está sirviendo de gran ayuda y podría poner en serios problemas a la ex tenista.

Artículo relacionado

Y es que las continuas llamadas de atención hacia ella no son nada favorables. De hecho, según informa la publicación, el entorno de la extenista tiene miedo a las consecuencias que pueda recibir: "No ha aprendido nada. Sigue despreocupándose de sus asuntos y lo acabará pagando caro".

Cabe recordar, que el abogado de Arantxa, recurrió la sentencia emitida por un juzgado de Esplugues de Llobregat al considerar que la situación se debía esclarecer en Florida, donde residen ambos. Al respecto, la jueza ha informado a ambas partes que en cuanto la sentencia española de divorcio sea firme, automáticamente también se reconocerá en Estados Unidos.