Le quedaba aún la prueba más difícil a Antonio David Flores después de la tensísima tarde que vivió frente a Jorge Javier Vázquez. El presentador de 'Sálvame', cuando el programa presentó las pruebas que desenmascaraban al padre de Rocío Flores Carrasco en el asunto de su traición a José Antonio Canales Rivera, le reprochó con dureza su actitud en el papel que ha jugado en todo este escándalo. Las horas transcurridas hasta su cara a cara con el torero, han servido a Antonio David Flores para reflexionar y acabar entonando el 'mea culpa'.

Artículo relacionado

Ni Jorge Javier Vázquez ni el resto de colaboradores del programa se quedaban satisfechos con la versión de Antonio David Flores en su traición a José Antonio Canales Rivera. El exconcursante de 'GH VIP 6' destapaba una presunta infidelidad del torero a su actual pareja con la presentadora Cinthia Martínez, en la que quedaba demostrada la controvertida intervención del propio Antonio David. El presentador le llegaba a tildar de "manipulador" y se le reprochaba desde el plató que no hubiese tenido en cuenta el sufrimiento por el que estaba haciendo pasar a un compañero y a su familia.

Antonio David, acorralado, se defendía confesando que se había dejado llevar por hacer su trabajo como sentía que debía hacerlo, pero se le acabó volviendo en contra. Muchos consideraron que la postura que había asumido era de absoluta soberbia, pero un día después ha demostrado a todos y, especialmente, a Canales Rivera que su intención no fue hacerle daño.

Artículo relacionado

"He tenido horas para ver el programa, para recapacitar y ver que me he equivocado", confesaba Antonio David a Carlota Corredera, con un tono muy diferente al de una horas antes. "Le quiero pedir disculpas, más que perdón y siento el daño que le he provocado a él y a su familia", admitía. En su descargo, también ha afirmado que "soy humano, y me ha podido más mi trabajo que la relación de compañeros que tengo con él" y, sobre todo, que con toda la situación que se ha generado, siente que no le "pega".

Rivera Canales ha aceptado, sereno y de buen grado, las palabras de arrepentimiento de Antonio David, aunque ha matizado que "se equivocó en las formas". "Lo escucho expresarse y empiezo a entenderle un poco más", afirmaba antes de reconocer que "no sirvo para los enfrentamientos ni para las peleas".