La escalofriante paliza que Rocío Flores le propinó a Rocío Carrasco el 27 de julio del 2012 ha dejado de piedra a todos los espectadores de Rocío: contar la verdad para seguir viva. La hija de Rocío Jurado se ha abierto en canal, durante semanas, para destapar los episodios más duros de su vida y las razones por las que no le quedó más remedio que separarse de sus hijos por culpa de Antonio David. En la entrega número nueve del documental, Carrasco ha hablado largo y tendido sobre las horas posteriores a la agresión por la que perdió las conciencia y por la que tuvo que acudir al hospital de urgencia.

Artículo relacionado

Rocío Carrasco ha dado respuesta a multitud de incógnitas y una de ellas es el motivo por el que Rocío Flores le gritaba 'no me pegues' cuando era ella la que le estaba agrediendo: "Porque ella según me está pegando tenía el móvil abierto, el que le ha dado su padre el día 11, el día de las medidas provisionales, ¿quién estaba al otro lado del teléfono? No lo sé. Ella me gritaba 'no me pegues, no me pegues', chillándome. Yo le decía 'para, para, mi vida', pero ella no paraba", ha relatado con un nudo en el pecho.

Rocío Carrasco tiene grabado a fuego ese fatídico día y los instantes posteriores fueron totalmente desoladores en el momento exacto en el que Rocío Flores se monta en el coche y le dice a Antonio David 'papá ya está hecho': "A continuación, el padre le dice a la niña que le pase el teléfono a Paco y le dice que tiene que llevar a su hija al cuartel de la guardia civil. Paco le dice que él no va hacer eso, que a él lo he contratado yo para llevarla al colegio y el padre le dice que o la lleva al cuartel de la guardia civil o que lo va a denunciar. Entonces él le dice que él no tiene problema y que haga lo crea conveniente. Paco lleva a la niña al colegio, en el trayecto yo llamo a Paco porque yo necesitaba ir al hospital. Tenía un ataque de pánico, las pulsaciones no me bajaban y Fidel no me podía llevar porque no quería que mi enano me viese en esa situación", ha continuado desvelando que no quería por nada del mundo que su hijo David le viera en esa crítica situación.

Artículo relacionado



El director me llamó y le dije 'vale la niña no puede volver a mi casa, si el padre ha dicho que se la lleve quien sea y el padre lo autoriza que se la lleve'. "Paco tarda en recogerme un rato porque no se fía que la niña se escape del colegio. Me dijo 'voy a esperar a que la niña salga de clase' y me pidió que llamara al colegio y me asegurase de que la niña estaba dentro. Hablé con su tutora, que ya sabía muchas cosas, y yo a ella le cuento lo que ha pasado. La niña dice que se quiere ir con su padre y pone al teléfono al padre con el director del colegio y el director del colegio le dice que la niña no puede salir sin que su madre le autorice ya que estaba conmigo y el padre le dice que va un amigo suyo a recogerla", ha rematado destapando, una vez más, el juego sucio de Antonio David para arrebatarle a sus hijos.