Hace algo más de una semana, Ángela Rozas, más conocida como 'Madame de Rosa' informaba a sus miles de seguidores que a partir de ahora dejaría las redes sociales a un lado para ponerse en manos de la sanidad pública recuperando esa profesión de enfermera que abandonó hace más de siete años: "Me tengo que ir a ayudar a la gente que lo necesita", confesaba visiblemente asustada ante la situación extrema a la que se iba a enfrentar.

Artículo relacionado

A lo largo de estos días, la joven ha hecho partícipe a todos sus fans de cómo ha sido su día a día en el Hospital de la Paz de Madrid, uno de los centros médicos que más pacientes posee con coronavirus: Falta de medios, sanitarios desbordados y emotivas historias personales que han llegado a su fin. Lamentablemente, esa ayuda ha sido breve y es que esta misma mañana la influencer confirmaba que había dado positivo en coronavirus. Lo anunciaba con un vídeo hecho desde el coche nada más abandonar el hospital: "He dado positivo en COVID-19. Estoy bien. Estoy con fiebre y me cuesta un poquito respirar...", explicaba.

Madame de Rosa

Sin embargo, ha sido su estado anímico lo que la ha llevado a romper a llorar delante de la cámara: "Me siento psicológicamente un poco abatida porque no puedo evitar sentirme culpable. Tengo la sensación de que he cometido alguna torpeza". El pesar de la influencer no se quedaba ahí y es que su hijo Romeo también presenta síntomas: "Siento culpabilidad porque Romeo está con síntomas, siento que le he expuesto".

Finalmente, el vídeo terminaba con un mensaje de optimismo y es que tras recuperarse volverá más fuerte que nunca para seguir ayudando: "Quiero recuperarme pronto y volver al hospital a ayudar. Muchas gracias a todos".

Madame de Rosa