Todo se quedó en un susto, o eso parece. Àngel Llàcer volvió a ocupar su silla del jurado, tras haber causado baja la pasada semana por una pericarditis, una afección que le afectó a la membrana que rodea el corazón y a causa de la cual los médicos le recetaron reposo. Pero Àngel es un culo de mal asiento y no puede estarse quieto, así que anoche ya estaba dispuesto a seguir dando guerra a Lolita y a los concursantes. Todos, incluso la propia Lolita, se alegraron mucho de tenerlo de vuelta, y se mostraron preocupados por su salud: "Ha sido una pericarditis, tampoco ha sido tan grave", explicaba el presidente.

"Feliz de volver a estar con el equipo de 'Tu cara me suena'", escribió Àngel en las redes. El actor no estuvo solo. En las gradas estuvo arropándolo su mejor y más leal amigo: su chihuahua Óscar, que no se perdió la primera semifinal, la primera de las galas que se realiza en directo.