El ‘parón’ de las mañanas

Ana Rosa, Susanna Griso y María Casado apoyan la huelga del Día de la Mujer

Ni ‘La mañana de la 1’ ni ‘AR’ se han emitido, mientras que ‘Espejo Público’ ha contado solo con la presencia de su copresentador

Ana Rosa Quintana Susanna Griso
1 / 9

1 / 9

ana rosa. Un parón que se nota

2 / 9

AR huelga. Ana Rosa quiere un puesto de directiva

3 / 9

susanna. No ha aportado

4 / 9

Susanna Griso

5 / 9

María Casado pone una denuncia por apropiación de imagen. María Casado, también se suma

GTRES

6 / 9

carlota corredera. Carlota Corredera tampoco ha presentado 'Cámbiame'

7 / 9

anne igartiburu. Anne Igartiburu

8 / 9

Zapeando. Anna Simon, Cristina Pedroche y Ana Morgade, también paran

Más Sobre...

El programa de AR

Actualizado a

El día 7, en la previa al Día de la Mujer, Ana Rosa Quintana confirmó que secundaría los parones convocados por los sindicatos para la huelga feminista. “Dejaré el programa cuando lo tenga que dejar”, dijo. La sorpresa ha venido cuando el mismo día 8, cuando debía dar comienzo su programa, ha empezado otro. Su puesto en la parrilla de Telecinco lo había ocupado ‘La Voz kids’. El parón había dado paso a una huelga total en el programa.

Mientras, en Antena 3 la otra reina de la información matinal, Susanna Griso, tampoco aportaba. ‘Espejo Público’ sí seguía adelante, pero con la acusada ausencia de la periodista. Albert Castillón era el encargado de conducirlo remplazando a la irremplazable Susanna.

En la cadena pública ocurría algo parecido a lo que primero se vivió en Telecinco. TVE no ha emitido ‘La mañana de la 1’, su presentadora María Casado también ha secundado la huelga, así como sus compañeras de espacio, por lo que no ha habido programa. En su lugar un ‘Españoles por el mundo’ ha sido emitido.

Han sido días de no poca tensión en los magacines de las mañanas. Los continuos debates políticos y sociales han terminado por inclinar la balanza al lado de la huelga. No obstante, el día anterior, Ana Rosa vivió un momento de especial tirantez mientras discutía acaloradamente con uno de los contertulios que aseguró que si no había más mujeres en cargos directivos era porque ellas no querían ocupar estos puestos, a lo que ella contestó que estaría encantada a ocupar unas de esas sillas reservadas, al parecer, solo para el otro sexo. Alzó la mano, gesto que fue secundado por no pocas de sus compañeras que también se mostraron encantadas con la idea de romper todos los techos de cristal a base de manos en alto.

Las reinas de las mañanas han parado y se ha notado. Un gesto simbólico que sirve de ejemplo y que demuestra que las mujeres estamos más unidas que nunca.

Conchi Álvarez de Cienfuegos

@conchiacl

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?