¿Has notado algo más cansada a Ana Rosa Quintana los últimos días? Lo cierto es que ‘la reina de las mañanas’ duerme bastante peor de un tiempo a esta parte. Hay un nuevo elemento en su vida que la tiene sin pegar ojo por las noches, y, claro, con lo que ella madruga para su programa, al final las horas de sueño se reducen a pocas o poquísimas.

Artículo relacionado

Tengo un cachorro nuevo”, revela a su grandísimo amigo Miguel Ángel Nicolás, en plena producción de moda, mientras a ella la peinan y maquillan para posar ante la cámara. “Cuando he llegado me han dicho, ¡qué cara de cansada tienes!”, le confesaba la comunicadora. Y no es para menos si al programa en directo de más de cuatro horas por las mañanas, se le suma trabajo por la tarde, y al llegar a casa le espera el Demonio de Tasmania; Quintana no tiene que estar agotada ¡tiene que estar zombie de Walking Dead!

Se trata de Leo, el miembro más joven de su camada perruna, que ya cuenta con 5 miembros. El cachorrito, que aún es un bebé al que le están saliendo los dientes, atraviesa esa fase de querer morder y destrozar todo a su paso. Adorable y devastadora.

Para que el perrillo no llore por las noches ante la ausencia de sus padres humanos (la puerta cerrada del dormitorio es como marcharse a China por unas horas para ellos), Ana Rosa le mete en la habitación y ahí estalla la guerra. Cojines y mantas mordisqueados, paseítos por todo el dormitorio… Todos los ingredientes para tener una noche toledana de principio a fin.

La presentadora se ha encontrado con un nuevo bebé (peludo) a los 62 años, cuando pensó que las noches en vela ya solo las tendría cuando empezaran a salir de fiesta sus mellizos. Mucha paciencia...