Dentro de muy poco tiempo se cumple un año del fallecimiento de Álex Lequio y poco a poco Ana Obregón empieza a resurgir. La actriz ha pasado los once meses más duros de su vida, pero gracias a su familia, sus amigos y su trabajo intenta llevar el día a día con la mayor calma posible, siempre con su hijo muy presente. En una entrevista que ha concedido a la revista ‘Vanity Fair’, Ana se ha abierto en canal y además de contar cómo está llevando la ausencia de su único hijo, ha relatado cómo fueron sus últimos momentos de vida.

Artículo recomendado

Ana Obregón, muy vulnerable: "Si empezara con las pastillas, no me las quitaba nunca"

Ana Obregón, muy vulnerable: "Si empezara con las pastillas, no me las quitaba nunca"

Ana Obregón se ha remontado para hacer su relato más desgarrador a las últimas 48 horas de vida de Álex Lequio, tiempo que ella tuvo “para hacerme a la idea”. El momento del trágico final comenzó cuando “me había ido al apartamento a duchar y me quería echar una hora, pero le acababan de hacer un TAC y Alessandro me llamó”. La llamada que el padre de su hijo le hizo, era para decirle “Ana, ven. Ya no hay tiempo”. Desde ese instante cuenta que “estuvimos 48 horas cogiéndole los dos de la mano. Y así se fue”.

Ana Obregón Álex Lequio
GTRES

Sobre cómo fueron los últimos minutos junto a Álex Lequio, Ana Obregón ha revelado que “me quedé abrazada a él bastantes horas. Luego se lo llevaron”. De esta forma la presentadora ha querido compartir con todos los momentos finales de su hijo, que sin duda para ella marcaron un antes y un después en su vida. Además ha contado cómo está afrontando este momento de su vida. Un instante en el que asegura que está muy vulnerable pero que al mismo tiempo tiene claro que va a ser capaz de superar poco a poco sin olvidar jamás al que fue el hombre de su vida.