La mala racha familiar de Ana Obregón le ha dado, por fin, una tregua. El juzgado número 1 de Ibiza ha dictado sentencia contra Eva Fancsali, la segunda mujer de Giorgio Aresu, excuñado de Ana Obregón. Fancsali ha sido condenada por haber secuestrado al hijo que tuvo con Aresu y mantenerlo en paradero desconocido durante más de cuatro años. Según informa Pilar Vidal en ABC, el auto de la jueza ha decretado tres años y un día de prisión para Eva Fancsali, además de retirarle la patria potestad del niño durante siete años y condenarla a pagar una indeminación al padre de 73.000 euros, así como las costas del juicio, otros 6.000 euros. La sentencia no es firme, de modo que cabe recurso por parte de Fancsali.

Artículo recomendado

Ana Obregón no olvida los momentos más felices junto a Aless Lequio: "Esto ya no es vida"

Ana Obregón no olvida los momentos más felices junto a Aless Lequio: "Esto ya no es vida"

Ana Obregón, al leer la noticia, se ha mostrado muy contenta por su excuñado, con el que toda la familia sigue manteniendo una excelente relación. Una buena noticia, al fin, después de las tristes muertes de Aless Lequio y, más recientemente, de Ana Obregón, la madre de Ana. "Enhorabuena, Giorgio", ha escrito Ana en un stories sobre el recorte de la noticia publicada en ABC. "Se acabó tu sufrimiento". La resolución judicial ha sido muy bien recogida por toda la familia García-Obregón, que consideran al pequeño Giorgio un miembro más del clan, ya que no deja de ser hermano de sus sobrinas Amalia y Carolina Aresu, a las que Ana adora.

Ana Obregón felicita a su excuñado

"Enhorabuena, Giorgio" y "Se acabó tu sufrimiento" son las palabras con las que Ana ha felicitado a su excuñado, Giorgio Aresu.

Instagram @ana_obregon_oficial

Giorgio Aresu, que se hizo muy popular en los años 70 y 80 por su pertenencia al ballet Zoom, estuvo casado anteriormente con Amalia Obregón, hermana de Ana, con quien tiene dos hijas, Amalia y Carolina. Aresu ha vivido un auténtico calvario desde que Eva Fancsali, a la que había conocido en Miami en 2005, se llevó al hijo de ambos a México sin notificárselo al padre. Eso sucedió en 2012, cuando el pequeño Giorgio Aresu jr tenía tan solo once meses. Desde ese momento, el bailarín y coreógrafo estuvo removiendo cielo y tierra en España, EE UU y México, hasta encontrar justicia. En 2017, la Interpol detuvo a Eva Fancsali en México, momento en que el niño volvió junto a su padre.