Ana Obregón ha recibido este sábado en la clausura del FesTVal el Premio Mainat, un reconocimiento del mundo de la televisión que la presentadora y actriz ha recogido en Vitoria muy emocionada. Ana ha sacado fuerzas para subirse esta noche al escenario y lo ha vuelto a hacer de blanco, el color que eligió para las pasadas Campanadas y que significa luto en otras civilizaciones.

Artículo relacionado

"Hay dos personas que estarían... Hay dos personas que están, porque están, muy orgullosas de mí, que son mi madre y mi hijo. Esto va para ti, mamá, y para ti, Aless. Gracias por este premio y por acordaros de mí", ha dicho Ana Obregón al borde de las lágrimas y con una gran ovación. Ha sido una noche mágica para la presentadora, a pesar de los duros momentos que está atravesando tras sufrir dos pérdidas irreparables en muy poco tiempo

Ana Obregón ha brillado con un vestido de Redondo Brand, un vestido hecho a medida por la firma y confeccionado con tres metros de muselina de seda en color blanco. Ana ha lucido radiante con este vestido de cuerpo drapeado a mano en diferentes direcciones y falda de vuelo.

Ana Obregón en el FesTVal

Ana Obregón en la clausura del FesTVal de Vitoria.

Gtres

El FesTVal ha querido homenajear a Ana Obregón "por su dilatada y aplaudida trayectoria profesional en el sector audiovisual”. De esta forma, además de un galardón, vuelve a recibir todo el cariño tanto del público como de sus compañeros de profesión tras un año muy complicado. Y en un día tan especial no ha querido olvidarse de su hijo Álex Lequio. Antes de subirse al escenario, Ana ha querido dedicar unas palabras a su hijo en las redes sociales. "Me acompaña tu luz, que me guía a través de la oscuridad", ha escrito.

Ana Obregón

Ana Obregón ha sido galardonada con el Premio Mainat del FesTVal.

Gtres

Desde hace un año y medio, este tipo de eventos y homenajes tienen un sabor agridulce para Ana Obregón. Echa mucho de menos a su hijo y le encantaría compartir con él cada momento. Y de igual manera con su madre a la que estaba muy unida. Hace unos días la actriz comentó que se ha enfrentado al verano más difícil de su vida, el segundo sin su hijo y el primero sin su progenitora. Así que el hecho de recibir el cariño de sus seguidores y el reencontrarse con compañeros, ha sido una alegría para ella.