Ana María Aldón y José Ortega Cano protagonizaron ayer un momento muy tenso en el plató de ‘Ya es verano’. El torero entró por teléfono en le programa en el que colabora su mujer y hubo un intercambio de comentarios incómodo y en el que la tensión estuvo de lo más presente. Cada uno mostró su postura sobre este momento tan delicado de su matrimonio y a la colaboradora incluso se le llenaron los ojos de lágrimas al escuchar a su marido. En el aire quedó si después del programa se verían o no. Pues bien, duda resuelta. Al terminar, la diseñadora se dirigió al hogar familiar y allí estaba Ortega Cano esperándole.

Artículo recomendado

Ana María Aldón se rompe tras destapar su principal problema con Ortega Cano

Ana María Aldón se rompe tras destapar su principal problema con Ortega Cano

Ana María Aldón salió del programa y esta vez, en vez de irse a un hotel como hizo algún día anterior, la diseñadora puso rumbo a casa. Desde el coche se mostró mucho más relajada y sonriente en un trayecto que terminó con el reencuentro con su marido. Porque en cuanto el coche en el que iba la diseñadora entró en el domicilio familiar, José Ortega Cano salió para recibir a su mujer después de la conversación tan intensa que habían mantenido públicamente y de la que es probable que hablaran en el interior de la vivienda.

Ana María Aldón

Ana María Aldón llega sonriente a su casa.

Gtres

Cabe recordar que en ‘Ya es verano’, Ana María Aldón y Ortega Cano comentaron que el principal problema de su matrimonio es la falta de comunicación. Ambos reconocieron que están en un punto en el que no hablan todo lo que deberían hablar. La diseñadora añadió que según ella hay varias personas que se entrometen en cosas de dos y que esto está dificultando más todavía las cosas. Habrá que esperar ahora a ver si uno de los dos reaparece tras este encuentro en casa y dan alguna pincelada sobre lo sucedido en el interior del domicilio.