Ana María Aldón ha retomado su trabajo en ‘Viva la Vida’ después de una semana complicada. El pasado viernes su marido Ortega Cano fue ingresado de urgencia por una obstrucción intestinal. La colaboradora ha relatado esta tarde cómo fue el momento en el que decidieron poner rumbo al centro hospitalario debido a los intensos dolores del torero. “Nunca lo había visto así, nos disgustamos y nos preocupamos mucho. Fuimos a la farmacia y compramos un medicamento para la garganta. Y en cuestión dos o tres minutos empezó con dolores terribles”, ha comentado sobre cómo comenzó todo. En ese momento ella, el diestro y Gloria Camila pusieron rumbo al hospital. Ana María Aldón ha estado junto a su marido durante su ingreso. Un gesto que ha traído cola. Este hecho ha vuelto a convertirse en motivo de disputa entre la diseñadora y su cuñada Conchi Ortega Cano.

Artículo recomendado

Ortega Cano recibe el alta y Ana María Aldón lanza un mensaje tranquilizador sobre su salud

Ortega Cano recibe el alta y Ana María Aldón lanza un mensaje tranquilizador sobre su salud

En los últimos días ha saltado información sobre que la familia de Ortega Cano no lograba contactar con Ana María para que les diera el parte sobre cómo se encontraba el torero durante su ingreso. Algo que la diseñadora ha desmentido por completo y ha señalado a su cuñada Conchi como la persona que le está poniendo en el punto de mira. “No es la familia. No es justo que diga los hermanos porque no. No son los hermanos, no es en plural”, ha dicho para dejar claro que solo hay una persona ‘culpable’ de que esas informaciones vean la luz.

Ana María Aldón

Ana María Aldón en 'Viva la Vida'.

Telecinco

Ana María Aldón ha contado que “mi marido tiene todo el tiempo el teléfono encima y habla con los tres hermanos y con cualquier persona que lo estuviera llamando. Decir que nosotros no cogemos el teléfono es mentira. Nadie puede decir que no hemos dado información”, se ha defendido sobre las acusaciones de ignorar a la familia. Tras esto ha estallado y ha comentado que “estoy harta. Me parece tan injusto…”.

Lo más importante es que Ana María Aldón tiene muy claro que su cuñada Conchi “con mi marido no me va a enfrentar”. Además ha expresado su teoría de que “lo que quiere es enfrentarme a la opinión pública y que me vean como a una malvada”. Para zanjar el tema ha asegurado que “es mentira, falta a la verdad. Creo que lo que quiere es poner en contra a la gente. La familia sabe quién soy y me conocen. Yo no tengo potestad para decir a nadie que no coja el teléfono”.