Ana Guerra vivió unos momentos muy incómodos en el programa ‘Amigas y conocidas’ de La 1. En lugar de aprovechar la visita de la artista para hablar de su música, la entrevista se convirtió en un debate en torno a si la cantante hizo bien o no en subir una foto en bikini a su Instagram.

Artículo relacionado

Isabel San Sebastián fue una de las más duras con Ana Guerra. “Esto es exhibicionismo. En el feminismo de hace veinte o treinta años mostrar el cuerpo era algo que se repudiaba. Que las guapas exhibieran su cuerpo era algo que no estaba bien visto”, le dijo la periodista.

Ana Guerra aclaró que por subir una foto en bikini no cobra nada y que ni siquiera le hace subir el número de seguidores. “Yo subí la foto porque me encanta y porque me da la gana. No es para nada obscena”, dijo la joven. De las tertulianas, Cristina Almeida fue la que más apoyó a la cantante. “El feminismo ha sido siempre la libertad de vestir la mujer. Esa foto me parece normal, no me parece exhibicionismo”, dijo.

Las colaboradoras de ‘Amigas y conocidas’ hablaban sin parar y se pisaban unas a otras, ante una Ana Guerra que pedía paciente la palabra. “¿Me dejáis hablar?”, dijo la joven. El momento se fue volviendo más tenso. “Las influencers exhiben cuerpos preciosos que muchas veces están trucados con el Photoshop. Me preocupa que eso cree complejos a las adolescentes”, opinó Beatriz Cortázar en su intervención.

La periodista no señaló directamente a Ana Guerra, pero sí que lo hizo la presentadora, Inés Ballester, al decirle: “Estás creando traumas a las niñas que no tienen tu cuerpo, ¿cómo lo ves?”. La cantante, estupefacta, negó la terrible acusación. “Vamos, vamos, ¡no tengo otra cosa que hacer!”, dijo con rotundidad.

La cantante de ‘Lo malo’, por fin, consiguió que le dejasen explicarse: “Os voy a contar una cosa. ¿Sabéis lo que es triste? Que después de subir esa foto, al día siguiente eso fuera noticia. Eso significa que tenemos que seguir con el cambio y que tenemos que seguir luchando por el feminismo”.