No era una entrevista fácil la de Amador Mohedano en ‘Sálvame Deluxe’. Repartió estopa a su sobrina, Rocío Carrasco, y a su marido, Fidel Albiac. Hizo declaraciones incendiarias que contaron con todo el apoyo de su familia, pues al día siguiente se reunieron todos en una acción solidaria.

Artículo relacionado

Gloria Mohedano, tía de Rocíito, está de lado de su hermano. Opina como él, y la relación con su sobrina no es que sea fría, es que es helada, inexistente. Se ignoran como llevan ignorándose desde hace años. Las diferencias de esta familia los ha hecho a cada uno asentarse más en sus posturas y darse la espalda.

Amador contó el viernes que los problemas con su sobrina empezaron cuando esta convenció a su madre de que hiciera su última gala para televisión. Entonces Rocío ya estaba muy enferma, y el que fue su mánager toda la vida reconoce que jamás habría firmado una propuesta así sabiendo lo delicada que estaba ‘La más Grande’. Desde entonces, la relación de tío y sobrina fue en picado. Ausencias, problemas con la herencia… y Fidel, que Amador sostiene que a la Jurado nunca le gustó la pareja de Rocío. Ni a ella, ni al resto de la familia.

A pesar de todas las bombas que lanzó el representante sin miramientos contra la hija de su hermana, ha estado respaldado en todo momento por su familia. Solo así se explica que al evento solidario que tuvo lugar en Chipiona, en la finca La más Grande, acudieran todos. Gloria le abrazó demostrándole que lo apoyaba en todo, mientras que Gloria Camila le daba besos recordando lo bien que se ha portado siempre con ella. También mantiene una estupenda relación con Kiko, el novio de la joven, con quien lleva saliendo algo más de dos años.