“¡Voy a gozar el mar más que nunca!”. Almudena Cid mira ilusionada los meses que le esperan por delante. Viajar, subirse al escenario y, como no, ver el mar. La vida de la ex gimnasta olímpica ha dado un giro que pocos hubiesen imaginado. Su relación con Christian Gálvez, una de las más sólidas del panorama nacional, se rompía hace pocos meses y no quedaba más remedio que seguir. “Se necesita tiempo para aclarar las cosas”, asegura desde las páginas del número de mayo de la revista 'Instyle'. Centrada en el gran proyecto que ocupa ahora mismo su mente, la obra de teatro 'Una historia de amor', y con la fuerza que solo da el volver a coger las riendas de tu vida, Almudena Cid renace. ¡Y de qué manera! Queda movimiento para rato.

Artículo recomendado

Almudena Cid y su planazo de desconexión en sus primeras vacaciones sin Christian Gálvez

Almudena Cid y su planazo de desconexión en sus primeras vacaciones sin Christian Gálvez

“Estoy en un momento en el que contemplar el mar significa ver el horizonte y hacia allí no hay problemas”. Las últimas semanas no han sido nada sencillas para Almudena Cid. La ex gimnasta rítmica ponía punto y final a su matrimonio con el presentador Christian Gálvez y empezaba de nuevo. Con lucha y tesón hacía de la interpretación su carrera y también su refugio. Mientras tanto, intentaba capear el temporal mediático de la mejor forma posible. “He estado un tiempo sobreviviendo y ahora estoy viviendo. ¡Disfrutar es ya el siguiente paso!”, explica en exclusiva para ‘Instyle’.

“Estrenamos el 1 de diciembre en los Teatros del Canal, coincidiendo con mi ruptura y, para mí, tener un compromiso firme con compañeros, con un contrato y conmigo misma me ha ayudado a aceptar que la vida sigue y no merece ser parada”, afirma la actriz. “Me ha hecho entender muchísimas cosas sobre mí y en general sobre todo”. No en vano, su obra, ‘Una historia de amor’, parece que hable de ella misma, de su propia historia. “Había frases que me hacían tener la paciencia que necesitaba, como ‘¡Es que se acabó el amor!’”, explica. “Entiendes que eso es una consecuencia, no la causa”.

Tiempo para aclarar las cosas

“Me pongo mucho en el lugar del otro y lo tengo que controlar porque me empapo del dolor ajeno y ya tengo bastante con lo mío”, responde entre risas cuando se le pregunta sobre su salto a los escenarios. Almudena tiene claro que su vocación pasa ahora mismo por la interpretación. Allí ha encontrado refugio en sus meses más difíciles -“he tenido una red humana que ha hecho que las funciones sean lo que han sido; había amor de verdad”- y también el camino que marca su futuro. ¿Qué queda por delante? Por el momento, una gira que le llevará desde La Rioja hasta Ibiza pasando por Las Palmas o Tenerife. Luego, posiblemente, una temporada en Italia.

Almudena Cid renace. Coge oxígeno, distancia y calma y se sincera con la naturalidad que siempre la ha caracterizado. No te pierdas su emocionante testimonio -con sesión de fotos en exclusiva- en el último número de ‘Instyle’.