Ni rastro de ‘tita crack’ y menos aún de ‘sobri crack’. Así se llamaban de manera cariñosa Alejandra Rubio y Carmen Borrego cuando su relación era bien distinta, básicamente, cuando aún se hablaban. Pero de un tiempo a esta parte, la hija y la hermana de Terelu mantienen una brecha que parece imposible de salvar. Y eso, no hay cumpleaños que lo arregle.

Artículo recomendado

Canales Rivera confiesa el gran secreto de su vida en 'Secret Story': "Quiero darle toda la notoriedad"

Canales Rivera confiesa el gran secreto de su vida en 'Secret Story': "Quiero darle toda la notoriedad"

En ‘Viva la vida’, donde colabora Alejandra Rubio y donde empezó la tensión entre tía y sobrina, la joven abrió uno de los melones que más interrogantes había despertado en los últimos días: ¿ha felicitado este año a su ‘tita crack, o, por el contrario, ha ignorado con alevosía el recordatorio de su calendario? Pues ella responde. “Solo le escribí ‘felicidades’”, aseguró la colaboradora a Emma García, con enorme frialdad que terminó de ‘aderezar’ con esta puntilla que no deja lugar a dudas: su relación parece insalvable. “Lo hice porque soy muy educada”, contó.

Artículo recomendado

'Secret Story': Canales Rivera, preocupado, tiene un recado para los Gemeliers tras su expulsión

'Secret Story': Canales Rivera, preocupado, tiene un recado para los Gemeliers tras su expulsión

Este fin de semana, Alejandra Rubio ha tenido la escopeta cargada y no ha dudado en derrochar munición y menos, cuando vio cómo su madre, Terelu Campos, se derrumbaba, solo un día antes. “Ayer me enfadé mucho. He estado muy tranquila, pero no me da la gana callarme. Me parece tan vergonzoso que mi madre reciba esto de ella, es una vergüenza. Es mi familia y esto no me lo esperaba. No es una buena hermana, estoy muy cabreada, me parece tan alucinante… el día que se dé cuenta lo que está haciendo, qué pena. Ella no es consciente, está en una burbuja. Cuando se dé cuenta, lo pasará mal. A mí que no me defienda me da igual, me duele mi madre porque sé que lo está pasando mal y sufre”. ¿Veremos este año a las Campos celebrar la Navidad todas juntas o las diferencias entre ellas han llegado a un punto de no retorno?