Federico Prat, el miembro más desconocido de la familia, reaparecía por sorpresa en un medio local y hacía pública la precaria situación en la que vive además de la "delicada" relación que mantiene con sus hermanos: "No estoy contento con ellos y apenas nos hablamos. Es complicado", contaba. Dado el revuelo que se creó, la familia Prat Sandberg no dudó en emitir un comunicado conjunto donde hablaban de la enfermedad que sufre Federico.

Artículo recomendado

La familia de Joaquín Prat rompe su silencio tras las duras declaraciones de su hermano Federico

La familia de Joaquín Prat rompe su silencio tras las duras declaraciones de su hermano Federico

Era Andrea Prat quien tomaba la palabra y explicaba con lujo de detalles la lucha a la que han hecho frente durante años: "Mi hermano Federico es un ser maravilloso con un corazón de oro. Es y ha sido siempre querido en casa, educado, cariñoso, sensible y es, desgraciadamente, también un adicto", manifestaba con dolor. Aunque le han intentado ayudar durante más de una década "escogió vivir en el sur y continuar con su adicción". "Nuestra familia es una piña para lo bueno y para lo malo, y así va a seguir siendo", terminaba a la vez que agradecía el aluvión de cariño que han recibido en los últimos días.

Las declaraciones de su hermano Federico han pillado a Alejandra Prat de vacaciones con sus hijos en Ibiza. Y desde allí, con una ligera sonrisa, no ha dudado en reafirmar la unión que existe entre todos ellos a pesar de las circunstancias. La comunicadora, de 45 años, está completamente alejada de los medios de comunicación y volcada en su papel como mamá de tres hijos: Adriana, Alejandro y Amaro, de 13, 12 y 11 años, respectivamente. ¡Todas las palabras de Alejandra en el vídeo!

Quien por el momento ha preferido mantenerse al margen es Joaquín Prat que en solo dos semanas retomará sus compromisos profesionales en televisión.