Este fin de semana era la propia Alba Carrillo quien anunciaba que después de dos años de feliz relación con Santi Burgoa volvía a ser una mujer soltera. En un principio, la modelo, de 35 años, quiso tomarse unos días de descanso pero después de tener una conversación con su padre decidió que lo mejor era volver al trabajo: "Mi padre se ha convertido en mi gran consejero y me dijo e volviera a trabajar porque no tenía que esconderme de nada", contaba este miércoles en su reaparición en el plató de 'Ya es mediodía'.

Artículo relacionado

Alba Carrillo ha recibido el apoyo de todos sus compañeros, entre ellos de Sonsóles Ónega que no dudaba en sostenerle la mano como signo de apoyo, algo a lo que la colaboradora respondía con una cariñosa sonrisa. En un alarde de sinceridad, la madrileña ha desvelado que aunque ha sido una enorme sorpresa para todo el mundo, la relación no estaba bien desde hace varios meses: "Para mí es algo que ya venia coleando porque este verano hemos roto varias veces", confesaba ante la sorpresa de todos.Aunque no ha querido entrar en los detalles que han desencadenado la separación ha aprovechado su intervención para enviarle un mensaje a Santi Burgoa: "Solo tengo que decir que lo quiero muchísimo que para mí es una persona muy importante".

Alba Carrillo y Santi Burgoa
Instagram @albacarrillooficial

La modelo ha reconocido que en estos momentos está "enfadada" pero no cierra las puertas a que cuando todo se enfríe puedan ser buenos amigos: "En cuanto podamos hablar y tranquilizar las cosas va a ser una persona muy importante en mi vida. En la vida las cosas cambian y hay que evolucionar". Finalmente, ha negado tajantemente que la existencia de terceras personas sea el motivo de la ruptura.