Alba Carrillo ha decidido tirar la toalla y salir de la casa. Si no lo consigue esta misma noche, está dispuesta a todo para lograrlo. La modelo ha empezado por cuestionar a la propia dirección y producción del programa y parece que no va a dejar títere con cabeza. De hecho, si en la gala de expulsión es El Cejas el elegido por el público para abandonar, Alba amenaza con organizar su propia huelga para no hacer nada y que la audiencia se canse, todavía más, de ella. ¿Hasta cuándo se le permitirá jugar de esta forma con la confianza que han depositado en ella?

Artículo relacionado

Todo el mundo tiene parte de culpa. Todos menos la propia Alba Carrillo. La concursante ha tocado fondo en ‘GH VIP’ y no sabe muy bien cómo salir de esta situación. Pese a que entró en el concurso con ganar y muchos nervios por su encuentro con Antonio David, a la modelo se le ha terminado la fuerza pronto. Alba ha pasado de casi ni intervenir en las tramas de la casa a entrar en un bucle de acusaciones y reproches que la ha llevado hasta a cuestionar a la propia productora del formato.

Carlota Corredera, como cada semana, subía a la casa para entrevistarse con los nominados. Alba, como no, se encargaba de contarle que ya no podía más. “El concurso lo empecé bien, con fuerza, con energía y no sé como remontar la situación”, aseguraba a la presentadora. “He perdido la confianza en mí misma y ahora mismo de autoestima estoy muy mal. Me siento superpequeña, necesito que mi gente me de energía”.

Con todo, la modelo desvelaba su táctica para hacer que el público ya no tuviese dudas en expulsarla. “Si mañana no me expulsan me puedo quedar pero es tirar el dinero porque si me quedo voy a estar como una ameba”, amenazaba. Carrillo va a montar su propia huelga para que sean los demás los que se encarguen de sacarla de la casa. Sin duda, una de las grandes decepciones de la edición.