Sigue enfadada y no es para menos. Ágatha Ruiz de la Prada jamás imaginó que su novio, el empresario Luis Miguel Rodríguez, iba a ponerla en evidencia en público al ser sorprendido en actitud sobradamente cariñosa con una ex de Kiko Rivera, la actriz brasileña Marcia Di Lele. Las imágenes, que fueron ofrecidas en exclusiva por Lecturas, fueron todo un escándalo que ha puesto en entredicho la relación de la diseñadora y el empresario.

Nada más salir a la luz esas fotografías, Ágatha Ruiz de la Prada puso tierra de por medio y voló a Paris, donde posee un apartamento. Allí se refugió durante varios días, lejos del foco mediático, para tratar de digerir la dolorosa traición de su novio y, sobre todo, para reflexionar el futuro de esta relación herida de muerte.

Artículo relacionado

Ahora, Ágatha ha regresado a España y de Madrid se ha ido a Cádiz, donde ha compartido un vídeo en el que la vemos, muy seria, tras una banda de música caminando por sus calles. Seguro que sigue reflexionando y aunque ya sabemos que ella y Luis Miguel han hablado, lo que no está claro es que la relación continue.

Cádiz 10 de la mañana. Vídeo @cri7cri7 @casapalacioveedor

Una publicación compartida de Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) el

Luis Miguel no querría que su relación con Ágatha se rompiera. Hace unos días declaró a Vanitatis: "No hablar mucho porque después lo que digo se malinterpreta. La Flaca [así llama a Ágatha] puede estar molesta, pero no he hecho nada de lo que me pueda arrepentir.La quiero mucho y desde luego tengo claro que no quiero que se enfade y menos que se sienta mal. Es una mujer diez, divertida, cariñosa y supertrabajadora. Nos parecemos mucho. Espero que todo se arregle y que después de la tormenta llegue la calma".

¿Conseguirá Luis Miguel que Ágatha lo perdone?