Desde que en abril se plantó en biquini e hizo toda una declaración de amor (y de principios) hacia sus 'defectillos' (¡¿dónde?!), de tanto en tanto, Adriana Ugarte ha ido regalando y salpicando sus redes sociales mostrando poco a poco su anatomía. "Sí, todas, todos, YO TAMBIÉN, tenemos celulitis, estrías, arañas vasculares etc etc etc etc etc etc (=estar vivo). ¿Acaso eso nos hace menos fascinantes, menos poderosos, menos milagrosos? Es un regalo esta vida que tenemos entre manos, con este alma y este cuerpo que nos ha sido dado... vamos a gozarlo, vamos a querernos", escribía en aquella ocasión.

Artículo relacionado

En su edificante y ejemplarizante camino de aceptar y querer su cuerpo, nos ha sorprendido con la foto más sugerente que ha compartido hasta el momento en sus redes sociales. Adriana ha captado un momento íntimo en su habitación de hotel de Nueva York, ciudad a la que ha viajado después de asistir la semana pasada a la pasarela 080 Barcelona. Aunque no sabemos si está allí por placer o por motivos profesionales.

La actriz yace en la cama boca abajo totalmente desnuda y ha compartido el bello reflejo que le ha devuelto el espejo. Adriana ya puede estar orgullosa del buen gusto y la habilidad para mostrar su imagen más sensual, sugiriendo más que enseñando de forma explícita. Y, en cuanto a su anatomía, no hace falta decir que posee una piel perfecta en su punto justo de bronceado, y un 'derrière' tonificado y envidiable. Y todo lo ha conseguido queriéndose y mimándose. ¡Y no nos puede gustar más esta estrategia!

💥NY💥

Una publicación compartida de Adriana Ugarte🐘🐆🐇 (@adrianaugarte10) el