Desde que el pasado mes de diciembre se alzara como ganadora absoluta de 'GH VIP 7', la vida de Adara Molinero ha sido una auténtica montaña rusa de emociones: su romance con Gianmarco Onestini, su vuelta a la realidad tras vivir tres meses encerrada en Guadalix, los enfrentamientos con Hugo Sierra (el padre de su hijo), tras poner punto y final a su relación, la participación en 'Supervivientes 2020' de su madre, Elena Rodríguez... Y para rematar, la polémica e inesperada ruptura con el italiano: "Gianmarco es malo, ha mentido a todos. Estoy muy decepcionada con él, me va a costar asimilar esto", contó en exclusiva para Lecturas.

La exazafata lleva semanas enfrentándose a todo tipo de comentarios y situaciones que le han hecho caer una y otra vez... Pero siempre hay alguien que está dispuesto a echarle una mano: ¡su hijo Martín!

Artículo relacionado

"Hay veces que necesitamos estar en lo más hondo y en la mierda absoluta, tocar fondo para después salir. Tan solo quiero recuperarme", ha comenzado explicando a sus seguidores de Mtmad envuelta en un mar de lágrimas.

Adara, ante la crisis sanitaria que está viviendo el país y el mundo entero, se encuentra confinada con su hijo en Madrid y el pequeño al ver a su madre llorar no ha dudado en entregarle un clínex. Un hecho que le ha provocado la mejor de sus mejores sonrisas. "Me limpia las lágrimas. Mi amor, te amo".

adara y martín

Adara ha seguido desahogándose y ha sacado todo el dolor que tiene dentro: "Llevo muchos dias aguantándome sin soltarlo. Últimamente siento mucho dolor pero no lloro. Ha llegado un punto en el que se me está acumulando y necesito hincharme a llorar hasta que los ojos me revienten y así a ver si me hago fuerte de una puñetera vez. Así por lo menos me limpio", ha confesado.

Su bebé es lo más importante para ella y en más de una ocasión ha revelado lo que sintió al estar separada de él mientras concursaba en 'GH': "Todos los días pensaba en Martín. Me he sentido destrozada por dentro por no estar con él".