Era uno de los polígrafos más esperados del momento. Belén Esteban y Kiko Matamoros se han sentado en Sálvame Deluxe para saldar cuentas pendientes y lo han hecho con Jorge Javier Vázquez de maestro de ceremonias. Acompañados por otros colaboradores, Belén recibía el apoyo de Pilar Vidal, Laura Fa, María Patiño, Belén Rodríguez y Chelo García Cortés. Mientras que Kiko Matamoros solo se veía respaldado por su gran amigo Rafa Mora.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA | Kiko Matamoros, feliz junto a su novia Marta López Álamo: "El público ha perdido interés en Belén Esteban"

EXCLUSIVA | Kiko Matamoros, feliz junto a su novia Marta López Álamo: "El público ha perdido interés en Belén Esteban"

Un doble polígrafo en el que Kiko Matamoros y Belén Esteban se iban a decir todo lo que piensan el uno del otro, pero sobre todo iban a poner encima de la mesa un montón de asuntos no acabados. "Yo he de decir que con Kiko Matamoros me he ido llevando mejor con el paso de los años, pero no es oro todo lo que reluce", decía Belén. La colaboradora de televisión decía sentirse tremendamente sorprendida por las declaraciones que realizó Matamoros en Lecturas donde aseguraba que el público había perdido interés en Belén Esteban.

Belén Esteban y Kiko Matamoros

Belén Esteban y Kiko Matamoros.

Telecinco

Sin embargo, Jorge Javier Vázquez, siempre atento a todos los comentarios de protagonistas y colaboradores, decidía hacer una gran reflexión. "¿Hace Belén Esteban las audiencias que hacía antes? No. ¿Hacemos nosotros las audiencias que hacíamos antes? No", enfatizaba dejando claro que las cosas cambian, y en la televisión mucho más.

Jorge Javier Vázquez junto a Belén Esteban

Jorge Javier Vázquez junto a Belén Esteban.

Telecinco

Una de las preguntas que más ha impactado por su respuesta ha sido la que se le ha realizado a Belén Esteban sobre si había perdonado a Kiko Matamoros todo lo que le había hecho sufrir a su familia mientras ella estaba en Gran Hermano VIP. Aunque Belén ha dicho que sí, el polígrafo ha dicho que mentía, creando así la duda de si todavía la guarda rencor.

"Ojalá y pudiéramos ver otra vez las galas de Gran Hermano VIP porque eran divertidísimas y Belén nos daba mucho juego", sentenciaba el presentador.