Laura Matamoros y Daniel Illescas vuelven a casa después de un viaje a Cuba que ha resultado ser más sobresaltado de lo esperado. Aunque no se han hecho eco en sus redes sociales, la pareja se encontraba en La Habana justo cuando tenía lugar un terrible accidente mortal en el que se ha visto implicado un 'almendrón', un coche antiguo típico de los que circulan por la capital de la isla caribeña.

Tal como están informando diversos medios, el domingo un vehículo irrumpía sin control por el famoso Malecón de La Habana, siempre atestado de gente. El conductor acabó arrollando a una gran cantidad de transeúntes, y su atroz actitud se cobraba la vida de cuatro personas y dejaba más de veinte heridos, entre ellos dos extranjeros.

Artículo relacionado

Los informativos de nuestro país informaban de la noticia por lo que no es fácil imaginar la angustia de las familias de la expedición encabezada por los 'influencers', de la que también formaba parte Dulceida y su esposa Alba Paul, entre otros 'instagrammers'.

La pareja partía feliz en una nueva aventura por el mundo, en la que han escenificado su 'boda'. Dado su trabajo, Laura y Daniel están protagonizando un gran número de campañas de publicidad para diversas marcas. Las imágenes y vídeos que han ido publicando en sus redes sociales desde La Habana transmitían absoluta normalidad, pero la terrible noticia no hacía más que generar inquietud por el desconocimiento de si se habían visto comprometidos en el accidente.

Cabe decir que una de los recursos usados por los rostros conocidos cuya actividad profesional vienen realizándola a través de las redes sociales es la programación de publicaciones. Por lo que, hasta que la hija de Kiko Matamoros no ha compartido un vídeo en 'stories' en tiempo real desde la facturación del aeropuerto, no podía saberse al 100% de que no habían sufrido ningún daño.

En la última imagen que ha compartido en redes, Laura y el resto de la expedición se les ve cansados, pero felices por los días que han pasado en la capital cubana y, cómo no, contentos de que en unas horas estarán de nuevo abrazando a los suyos. En el caso de la concursante de realities, seguro que no ve el momento de dedicarle todos los mimos del mundo a su hijo Matías, que hace unos días cumplía su primer año de vida.