Un año ha transcurrido del paso al frente de Rocío Flores en el mundo de la televisión. La hija de Antonio David Flores cumplía su sueño al participar en 'Supervivientes' pero tras su marcha de Honduras tomaba una firme determinación que pasaba por su huida de los medios de comunicación.

La joven, de 24 años, tiene una vida de lo más normal en Málaga donde reside junto a su novio en un piso muy práctico y acogedor, Manuel Bedmar. Sus ingresos económicos pasan por su labor en redes sociales aunque Rocío Flores está decidida a terminar sus estudios de Nutrición y dietética.

Artículo relacionado

Durante los meses que pasó en los Cayos Cochinos, Rocío Flores hablaba de su deseo de ser mamá joven: "Quizás en uno o dos años", admitía con mucha ilusión. Que no cunda el pánico, por el momento la joven está volcada en sus estudios y compromisos profesionales y no entra en sus planes ser mamá (al menos de un bebé). Este lunes, la joven compartía con todos sus seguidores quién ocupa su corazón a partir de ahora.

"La familia crece", escribía Rocío Flores junto a una tierna imagen en la que aparece su novio, Manuel Bedmar, con un cachorro de color canela descansando sobre sus piernas. Parece que la pareja, que ya lleva más de cuatro años de feliz relación, ha decidido ampliar su pequeña familia con un perro de raza Akita Inu y no pueden estar más felices con su decisión.

Rocío Flores perrito

Rocío Flores, feliz con el nuevo miembro de su familia

Instagram @rotrece

Por el momento, desconocemos el nombre que han elegido para este tierno peludito pero de lo que estamos seguros es que les cambiará la vida por completo y a partir de ahora ocupará buena parte de su tiempo y de sus publicaciones en redes sociales. ¡Morimos de amor!