Laura Campos es la nueva habitante de la casa de GH VIP, y, por si no lo sabéis, esa mujer de ojos gatunos y maneras directas, es la concursante que más tiempo ha permanecido en la casa de Guadalix de la Sierra.

Artículo relacionado

Campos llegó a estar casi cinco meses encerrada sin ver a su familia, ni a sus amigos, ni a su novio, así es normal que se acabara desenamorando de él y se ilusionara por un compañero de edición, Marcelo. Los dos iniciaron un romance ante las cámaras en el que las peleas eran constantes, pero, dado el carácter fuerte de la madrileña, esto no era raro, puesto que permanecer aislado tanto tiempo te vuelve más irascible. Y os preguntaréis si no seguisteis la edición 12 de Gran Hermano, ¿siguieron fuera juntos Marcelo y Laura? No. Pero ambos llegaron a la final, él como tercer finalista y ella como flamante ganadora. Entonces consiguió una de los logros que más ansiaba y que trabajando en Airbus pues quizás no habría logrado conquistar: ser famosa. Soñaba con andar por Parla, su pueblo, y que todo el mundo la conociera y le hablara. ¡Conseguido!

Ahora volverá a ver cómo su popularidad pega un repunte puesto que acaba de entrar en GH VIP, donde ha prometido liarla muy parda. Ya vivió el primer encontronazo con Samira el martes pasado, y puede que los roces afloren con el resto de participantes al poco. ¡No sabéis la bomba de relojería que ha entrado en Gudalix!

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado