Raquel Bollo y Virginia Troconis fueron dos de las invitadas más elegantes a la gala de los Premios Escaparate celebrada en Sevilla. Ambas brillaron con sus vestidos de color rojo y de silueta muy parecida que confirma que este es el vestido más buscado para asistir a una boda en otoño.

El color rojo tiene poco margen de error, ya que siempre es imponente y elegante, además de tener muchísima fuerza. Por eso es uno de los grandes favoritos de las famosas para las ocasiones más especiales. Además, los vestidos de Raquel Bollo y Virginia Troconis son muy parecidos entre sí y definen las tendencias que triunfarán entre las invitadas de noche del otoño.

Artículo recomendado

Isabelle Junot con el vestido de invitada de Tamara Falcó para acertar en una boda de otoño

Isabelle Junot con el vestido de invitada de Tamara Falcó para acertar en una boda de otoño

El vestido de Raquel Bollo es de su propia firma y está repleto de detalles favorecedores. Escote asimétrico con una sola manga larga y un lazo XL en el hombro y toda la falda de tubo drapeada hasta el suelo con una imponente raja. Tiene una doble 'falda' que nace desde la cintura y que le aporta mucho volumen. Y, por tanto, muchísima sofisticación. Además es de tejido satinado. La diseñadora ha dado protagonismo a los hombros con un moño pulido y grandes pendientes en color oro como su bolso y sus sandalias.

Raquel Bollo
INSTAGRAM @raquelbollo

El vestido de Virginia Troconis es menos llamativo y tiene menos elementos pero no por ello es menos elegante. Se trata de un diseño de Tot Hom de silueta recta y palabra de honor. El vestido tiene un gran lazo que consigue el mismo efecto de un escote asimétrico. La falda no tiene abertura pero al tener el corte bajo el pecho se estiliza al máximo la figura. Virginia Troconis ha apostado también por un recogido efecto wet para dar protagonismo al escote de su vestidazo y también a su maquillaje luminoso.

Virginia Troconis
INSTAGRAM @virtroconis

Durante mucho tiempo se ha optado por acudir a bodas y eventos con looks más relajados pero en el último año hemos visto cómo los estilismos de fiesta más llamativos y cargados de suntuosidad han regresado con fuerza. Un vestido largo rojo es el más buscado para eventos tanto de día como de noche, el comodín de la máxima elegancia y que favorece a cualquier edad.