El salto a la vida pública de Julia Janeiro ha sido una auténtica revolución. Por fin le ponemos cara a la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario y no ha dejado indiferente a nadie. Su explosiva imagen en redes sociales ha sido foco de críticas, comentarios malintencionados que obligaban a Belén Esteban a salir en su defensa desde el plató de 'Sálvame': "Tiene 18 años, puede ir con las uñas que le dé la gana, se puede poner la ropa que le dé la gana".

Artículo relacionado

Por el momento, parece que Julia Janeiro hace oídos sordos a este tsunami mediático que se ha generado entorno a su persona y mantiene su rutina diaria. La joven vive en el sur de Madrid junto a su novio, Brayan Mejía, y ha sido a las puertas de su casa donde era captada por la prensa tras la resaca de su cumpleaños con un look mucho más informal pero sin perder un ápice de personalidad.

Julia nos regaló su mejor versión estilística el día de su cumpleaños gracias a un sensual y ajustado vestido de color negro de escote infinito y complementos a la altura. Ahora, ha dado un giro radical a su imagen al cambiar las sandalias por las zapatillas y mostrarnos otra faceta suya mucho más casual.

Apasionada de la moda, Juls, como se presenta en redes sociales, sigue todas las tendencias del momento. La joven optó por un jogger de efecto piel en color negro y lo combinó con un top de manga larga y escote corazón con el que dejaba al descubierto su cintura. Presumiendo de melena XXL, eran sus zapatillas: modelo Air Jordan 1 en color burdeos y valoradas en 224 euros lo que le daban ese toque de distinción a este street style que reúne infinidad de tendencias.

Julia Janeiro

Julia Janeiro llegando a la casa que comparte con su novio en Madrid

Gtres